Andrés Zaldívar A1

Aún no eran las 12 de ayer miércoles cuando los senadores de la Nueva Mayoría, comandados por el DC Andrés Zaldívar, lograban sellar un acuerdo con la oposición para que ésta no concurriera al TC como lo había amenazado el martes y pudiera darle luz verde a la ley corta para asegurar la gratuidad en 2016.

Con una fórmula que debatió con los demás senadores de la comisión de Hacienda desde el martes en la noche y que consistió en asegurar vía ley la entrada progresiva de los CFT e IP en el sistema de gratuidad en los próximos tres años, el senador DC tuvo una vez más un rol protagónico en la receta para sellar un acuerdo.

Aunque lo asumió con humildad y señalando que fue sólo fortuito por ser el presidente de la comisión de Hacienda, Zaldívar se graduó de masterchef a fines de 2015 en una de las leyes más importantes para el Ejecutivo, sin antes señalar su posición sobre la gratuidad como derecho o beneficio.

“Yo creo que también el estudiante tiene que hacer mérito para acceder, porque si no entonces nos llenaríamos todas las universidades con gente que no tiene ninguna habilidad o capacidad para desempeñar ese tipo de estudios”, dijo.

En el Congreso algunos parlamentarios le querían poner un gorrito de chef, nuevamente, por haber sacado la “ley corta” adelante.

No, yo no he hecho más que nada colaborar junto con otros senadores. Ahora me tocó la coincidencia de ser el presidente de la comisión de Hacienda, y en ese sentido pos supuesto que me tocó un papel más activo. Pero el resultado que hoy día conocemos es del trabajo de todos los senadores, los jefes de comité y yo con mi participación he tratado de ayudar. Pero no soy más que eso.

¿A su juicio cuál fue el punto de inflexión para llegar a un acuerdo como el que se llegó hoy día?

Creo que la oposición vio bien las indicaciones que hizo el Ejecutivo. Primero, la que tenía por objeto el aumento de la beca más allá de los 900 mil pesos en base a los recursos que no fueran comprometidos (por otros planteles que no se quisieran sumar al beneficio), a contar del segundo semestre. La oposición estaba pidiendo que esa beca llegara a 1.100.000 pesos, lo que no era posible. Y lo segundo, es que se establece un sistema que obliga gradualmente a incorporar a los IP y CFT del sistema de becas al sistema de gratuidad.

Pero ayer en la noche, a pesar de que se aprobó en general, los senadores seguían alegando inconstitucionalidad.

Nosotros nunca aceptamos que esto era inconstitucional, por supuesto lo que declaró el fallo hay que acatarlo. Pero nosotros creemos e insistimos que incluso como estaba la glosa primitiva del presupuesto, no era discriminatoria. Diferenciaba, de acuerdo con determinados requisitos. Pero bueno, el TC resolvió otra cosa. Pero ayer claro, la oposición amenazó en varias oportunidades sobre la necesidad de recurrir al TC nuevamente. Yo creo que hoy no la van a hacer.

Llegaron a un acuerdo de eso.

No, no, no. Ellos tomaron la decisión, tengo entendido, de no acudir al TC.

¿Qué lecciones quedan de lo que ocurrió para la Nueva Mayoría?

Yo tengo una sola la lección: Yo fui partidario de hacer una transición diferente por la vía de la glosa. Lo dije. Pero apoyé al Gobierno porque escogió ese camino. Yo creo que es mucho mejor madurar más las cosas y no estar sometido a este estrés, ¿no cierto? no puede ser que a 48 horas del vencimiento del plazo para hacer la opción de los estudiantes, estuviéramos todavía discutiendo cómo iba a proceder la gratuidad.

Esto sienta precedentes.

Por supuesto. Yo espero que ojalá llegué lo más madura posible. Y que no nos lleve a discusiones de largo plazo.

Qué le parece que haya críticas porque a pesar de que el Ejecutivo impulsa la educación técnico profesional, ahora quedaron fuera de la gratuidad en 2016. Es una gratuidad entre comillas, no es un derecho.

Acá, yo también soy claro. La gratuidad no se puede dar por mera gratuidad. Los estudiantes que accedan a la gratuidad tienen que tener algún mérito académico, porque creo que es de la esencia misma. Así como la beca exige mérito académico. Lo lógico es que también lo tenga la gratuidad, eso lo veremos cuando venga la ley de financiamiento a la Educación Superior. Tiene que haber alguna exigencia de mérito académico, así como también tiene que haber una exigencia de calidad de los establecimientos que otorguen educación superior. Pero yo creo que también el estudiante tiene que hacer mérito para acceder, porque si no entonces nos llenaríamos en todas las universidades con gente que no tiene ninguna habilidad o capacidad para desempeñar ese tipo de estudios.

Toda la discusión sobre educación superior este año ha tenido traspiés y problemas para ser aprobadas. ¿Requiere un cambio de conducción?

No, yo no soy el que tengo que ver eso. Lo único que espero es que ojalá tengamos un buen trabajo prelegislativo y que las leyes lleguen en las mejores condiciones posibles para hacer un debate que no nos lleve a tener dificultades de interpretación y qué es lo que se quiere y lo que no se quiere. Lo más importante es que venga madura.