novoa a1

El próximo lunes 4 de enero de 2016 la Corte de Apelaciones de Santiago realizará la audiencia donde se revisará la condena al exsenador de la UDI, Jovino Novoa, quien fue sentenciado el 2 de diciembre pasado a una pena remitida de 3 años por delitos tributarios en el llamado caso Penta.

La audiencia fue fijada por el tribunal de alzada luego de que el querellante Ciudadano Inteligente presentará un recurso de nulidad, con el que busca revertir el fallo del Octavo Juzgado de Garantía.

“Estamos pidiendo que se revisen los requisitos de procedencia del procedimiento abreviado, pensamos que el caso de Novoa debiera ventilarse en un juicio oral”, comentó el 10 de diciembre el abogado Pedro Orthusteguy.

Novoa fue condenado por emisión de boletas y facturas ideológicamente falsas y por declaraciones de impuesto maliciosas, luego de que su defensa alcanzara un acuerdo con la Fiscalía antes de que Sabas Chahuán dejara su cargo en el alto mando del Ministerio Público.

En una audiencia que duró un poco más de dos horas y media, Novoa aceptó los cargos de la Fiscalía para que todo quedara resuelto en el juicio abreviado del pasado 27 de noviembre.

Durante esa misma jornada, Ciudadano Inteligente presentó dos incidentes para provocar el giro de la condena. No lo consiguió, pero al terminar la sesión, el abogado de la ONG, Mauricio Daza se lanzó con todo contra Chahuán, impugnando lo que aseguró había sido un acuerdo entre cuatro paredes.

“No estamos conformes con juicio abreviado al que un ciudadano cualquiera jamás habría accedido”, dijo.

Los dardos contra el fiscal nacional no se detuvieron ahí, ya que en opinión del jurista, “esta no es una condena que constituya un éxito”, sin embargo “afortunadamente Chahuán deja el cargo el lunes”.

Este lunes el fiscal Metropolitano Oriente, Manuel Guerra, señaló que la audiencia “quedó fijada para el próximo lunes y ahí haremos las alegaciones que corresponden para que se confirme la decisión del tribunal de garantía”.

“Más que inclusive marcar un precedente se está estableciendo que los hechos que investigó el Ministerio Público, que algunos negaron en su momento, son efectivos, constituyen delito, hay participación penal y hay culpabilidad, se están cumpliendo plenamente los objetivos del sistema y de ahí en adelante ojalá que sirva para condenar a más personas”, expresó el persecutor el día de la sentencia.

Junto con los tres años de presidio remitido, el juez Juan Carlos Valdés aplicó a Novoa una multa de siete millones 600 mil pesos, y determinó la suspensión de cargos y oficios públicos mientras se extienda la condena.

El tribunal precisó además que el histórico militante del gremialismo podrá pagar la sanción pecuniaria en 10 cuotas.