AL-QAEDA

El grupo terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga prometió hoy venganza contra las autoridades saudíes por la ejecución, a principios de mes, de algunos de sus miembros en varias regiones del reino árabe.

El dirigente saudí de la filial de Al Qaeda en la península Arábiga, Ibrahim al Asiri, aseguró en una grabación difundida en varios foros de internet que las autoridades de Riad mataron a tres dirigentes del grupo, que identificó como Fares al Zahrani, Hamed al Hamidi y Abdelaziz al Anizi.

Al Asiri, que describió a los ajusticiados como “héroes”, insistió en que su grupo se vengará y subrayó que la muerte de sus integrantes no afectará a su lucha contra Estados Unidos.

El 2 de enero, Arabia Saudí anunció la ejecución de 47 personas en varias provincias del país, acusadas de pertenecer a grupos terroristas y perpetrar atentados en el país.

Según el Ministerio del Interior, los ejecutados eran en su mayoría de nacionalidad saudí, salvo un egipcio y un chadiano.

Los cargos incluían también la adopción y promoción de la ideología “takfiri” (extremista suní), asesinato, secuestro, fabricación de explosivos y posesión de armas, entre otros.

Algunos de los ataques imputados a los condenados eran los registrados contra varios complejos residenciales de Riad en 2004 y contra sedes de empresas petroleras en la provincia de Al Jabar en 2005, donde hubo varios muertos.

También se les responsabilizaba de los atentados contra el Ministerio del Interior y las sedes de la Fuerzas de Emergencia en 2005 o el ataque contra el consulado estadounidense en Yeda ese mismo año, en el que fallecieron cuatro personas.