Adriana Delpiano A1

La ministra Adriana Delpiano se refirió este sábado a la postergación del proyecto de reforma de educación superior por un par de meses, tras la petición de rectores y estudiantes. Cabe destacar que en principio la reforma ingresaría al congreso en diciembre y luego se postergó para este mes, ocasión en que ha sido nuevamente aplazada.

Al respecto, la ministra señaló que “se necesitaba un tiempo lo pidieron los rectores, lo pidieron los estudiantes, para hacer un trabajo legislativo más intenso. El proyecto de ley no es solamente la gratuidad, aunque respecto a ella nosotros esperamos sacarla este año legislativo”, indicó.

En todo caso agregó que “si por alguna extraña razón no se logra terminar, no hay ningún drama, porque efectivamente se puede deponer de la glosa (presupuestaria), eso lo dijo el Tribunal Constitucional así que no nos preocupa ese punto”.

Consultada si esta nueva postergación del ingreso del proyecto al congreso afectaría la cobertura de gratuidad, Delpìano indicó que “mandamos un proyecto de ley para que instituciones técnico profesional, que nos interesa muchísimo llegar hasta ese segmento, puedan pasar a ser instituciones sin fines de lucro, y pasando a ser sin fines de lucro pueden acceder a la gratuidad”, según informó Emol.

El nuevo plazo fue recibido de buena manera por rectores y estudiantes, que esperaban más tiempo para poder influir más en la creación de la ley.

Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile, dijo que “si el proyecto llega con el aval de las comunidades académicas y con el aval de las comunidades universitarias en general, es una situación totalmente distinta para el legislador que se enfrenta a algo cuyo origen puede o no tener dudas”, indicó.

Desde los estudiantes, la vocera de la zona sur de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), Nicole Cornejo, explicó que “los borradores que se nos habían presentado no contemplaban un fortalecimiento a la educación pública y dejaban en la lógica de la competencia a todas las universidades. Ni siquiera había un rol del Estado en sus propias universidades, más preponderante que en otras. Por lo tanto, vemos esto como una oportunidad, siempre que el Gobierno se ponga serio y hablemos de educación y no solo desde la lógica Excel, como pasó con la Ley Corta”, señaló según publica Radio Universidad de Chile.