A_UNO_631759

Las cifras crecen en los casos de los infectados por el virus Zika y se está convirtiendo poco a poco en un asunto de máxima preocupación para la mayoría de los países latinoamericanos, principalmente para naciones como Brasil y Colombia. Por fortuna, Chile no atraviesa por esta situación debido a que las condiciones climáticas -al igual que Canadá- impiden la llegada del maldito mosquito Aedes aegypti (nombre científico) que está provocando enfermos en los más de veinte países. Sin embargo, por precaución, el Ministerio de Salud (Minsal) ya está tomando medidas.

Debido a que en la única localidad en donde sí se registraron casos de Zika es en Isla de Pascua, la ministra del Minsal, Carmen Castillo, ha decidido anunciar este jueves que se entregarán repelentes a las personas que visiten la isla. El único requisito que tienen que cumplir los repelentes que serán entregados para prevenir el virus son que tengan más de un 30% de DEET (dietiltoluamida), componente que, en esas cantidades, produce del mosquito que contiene el virus.

“Estamos preocupados en este momento de que todos los turistas tengan seguridad, y dar seguridad es entregarles este repelente para evitar que tengan problemas”, afirmó a emol la ministra del Minsal.

Además, Castillo aseguró que “no es la primera vez” que ocurren estos casos en el territorio insular chileno porque explicó que “sabemos cómo manejarlo y tenemos la tranquilidad”.

A los dichos de la ministra de salud, el el subsecretario (s) de Salud Pública, Pedro Crocco, dijo que en febrero de 2014 ya se había registrado un brote del virus en la isla de los moáis y hubo en esa oportunidad un contagió a 173 personas. Aclaró que en esa oportunidad no se registraron casos de microcefalia -síntoma que genera el Zika- y añadió que “probablemente la mayor parte de Isla de Pascua tenga inmunidad contra el Zika, por estar vacunada contra él”.