longueira A1 1

El diputado y vicepresidente la UDI, Javier Macaya, entregó su respaldo cerrado a Pablo Longueira, luego que se conocieran una serie de mails entre el ex senador y el gerente de SQM, Patricio Contesse, mientras se tramitaba la ley de royalty a la industria minera en 2010.: “Es muy habitual en el Parlamento que diputados y senadores, y la gente del propio gobierno, conversen con distintos personeros de empresas públicas y privadas, en relación a los proyectos que se tramitan. Eso es bastante habitual y ha sido habitual siempre”, afirmó a La Tercera.

Según reveló Qué Pasa, el entonces senador de la UDI mantuvo un intercambio de cuatro correos electrónicos con Contesse, para tratar los avances de la tramitación del proyecto de ley impulsado en ese entonces por el gobierno de Sebastián Piñera para la reconstrucción tras el 27-F.

Además, en el informe de la firma de abogados estadounidense Shearman & Sterling para SQM, el ex senador aparece vinculado a más de 20 “proveedores sospechosos” que recibieron de la minera un total de $ 730 millones entre 2009 y 2015, tal como reveló este medio.

En tanto, desde la UDI, descartaron que los correos, que están siendo investigados por la Fiscalía, se configure algún tipo de delito. “He leído con detención los correos que aparecieron en la prensa y a mí no me parece que haya ninguna ilicitud. Yo no le doy ninguna connotación extraña a esto. Es necesario hacer este tipo de consultas”, afirmó el jefe de senadores UDI, Víctor Pérez. “Para legislar sobre una industria, si no se conoce la opinión de la industria, difícilmente se va a poder hacer una norma que sea eficaz”, sostuvo.

En la misma línea, el diputado Macaya añadió que “eso ocurre y sigue ocurriendo y ha ocurrido siempre, la única diferencias es que antes no tenía regulación”, en referencia a la nueva ley de lobby. “Basta que cualquier chileno prenda el canal de la Cámara o del Senado y se dé cuenta que llegan los gerentes de las empresas de gas, de las empresas eléctricas”, dijo.

Guillermo Ramírez, el secretario general de la UDI, aludió a una supuesta intencionalidad en la revelación de los antecedentes, justo en el momento formalización de la nuera de la Presidenta Bachelet, Natalia Compagnon. “Llama la atención que estas filtraciones se produzcan en el momento en que el caso Caval está en su peak de sintonía. Nosotros no comentamos las filtraciones, nunca lo hemos hecho, pero cuando las etapas procesales del caso Caval avanzan, generalmente estas filtraciones se producen”, dijo Ramírez. Y agregó: “Confío plenamente en la autoridad y entereza moral de Pablo Longueira”.