Supermercados A1

El presidente de la Corporación Nacional de Consumidores (Condecus), Hernán Calderón, expresó en conversación con Radio Agricultura, que los llamados que se han hecho a no comprar en las cadenas de supermercados denunciadas por colusión por la Fiscalía Nacional Económica, son la forma que tienen las personas de expresar su descontento, el poder que tienen en el funcionamiento de los mercados.

“Al final es una forma de crear conciencia en los consumidores, de demostrar que el consumidor tiene poder en el mercado. Con ello demuestra que incide directamente en el comportamiento del proveedor. Si eso se transforma en una protesta permanente, claramente el proveedor estará en aprietos”, dijo.

Según Calderón, “hay una seguidilla de escándalos, de colusiones, de abusos en contra de las personas que ya los consumidores no tienen otra alternativa que expresarlo de esta manera, y esta es el mecanismo más simple para el consumidor“.

Sobre la posibilidad de seguir llamando a funar a las cadenas Lider, Jumbo y Unimarc, respondió que “tiene que ser en el momento oportuno y cuando los consumidores hayan sido abusados, y hayan sufrido por malas prácticas notorias”.

Sobre el llamado que se materializó este último domingo, dijo que “la respuesta fue más positiva que la vez anterior”.

La idea, explicó, es que “se termine con las malas prácticas, con los abusos. Los oligopolios tienen control absoluto del mercado.
Tenemos que cambiar la conducta y ver qué hacemos en un mercado está constituido por oligopolios”.