Recolectores de basura A1

La Federacion de Trabajadores de Aseo informó que aceptaron postergar por 24 horas el paro previamente anunciado para este martes. Esto, luego de la reunión que sostuvieron con el intendente metropolitano, David Morales, tras el cierre del relleno sanitario Santa Marta.

La cita tuvo una duración de dos horas, donde al finalizar, el presidente de los gremios de recolectores de basura, Armando Soto, indicó que las conversaciones continuarán. De no llegar a un acuerdo, el paró sería indefinido.

“Hemos aceptado posponer el paro (…) aceptando que es un nuevo escenario y también que se va a ver el tema de la bonificación que recibirán los trabajadores por el exceso de jornada que se ha generado desde el cierre del relleno”, sostuvo el dirigente, según consigna Emol.

Este plazo fue solicitado por las autoridades, ofreciendo a cambio que trabajarán para que las empresas se comprometan a entregar un bono de compensación a sus trabajadores.

“Acá se están trabajando 14 o 16 horas, incluso 17 (…), es lo menos que se puede hacer”, indicó Soto.

Esta reunión pretendía evitar la paralización que se levantaría frente a las pérdidas que los recolectores han tenido luego del cierre del vertedero Santa Marta, que sufrió un incendio en el mes pasado y que ha ocasionado que los trabajadores extiendan sus jornadas laborales en otros recintos.

Los recolectores sostuvieron esta mañana una primera reunión con las mismas autoridades, donde no se logró ningún acuerdo.

Mañana martes se reunirán nuevamente para definir los pasos a seguir y concretar el mecanismo de bonificación para los trabajadores.

Por otro lado, el intendente metropolitano espera que este martes haya una respuesta para los gremios sobre la posibilidad de reabrir el relleno, una decisión que la Superintendencia del Medio Ambiente ha estado estudiando.

Asimismo, aprovechó de agradecer “la disposición que ha tenido cada uno de los dirigentes de los recolectores de residuos domiciliarios que han soportado en sus hombros, con su trabajo, la emergencia… por una contingencia que se produjo dentro de una empresa”.

Respecto a la recompensa exigida por los recolectores, Morales explicó que “los trabajadores pusieron sobre la mesa un bono compensatorio por exceso de trabajo, que deberían pagar las empresas involucradas. Hoy en día no podíamos garantizar eso, y queríamos ser garantes con los trabajadores. Por eso hemos pedido ese plazo (24 horas)”.