burgos a1

Luego de que el gobierno buscara ponerle paños fríos a la polémica por la declaración de intereses del administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, quien omitió datos personales amparado en la ley, el ministro del Interior, Jorge Burgos, volvió a poner el foco sobre el cuestionado funcionario.

Pese a sostener que “no se contraviene lo legal cuando se hace una cosa en virtud de una ley”, el titular de Interior afirmó que “si me preguntan qué creo yo… qué es mejor en la declaración de funcionarios públicos, en términos generales, más allá de desconocer situaciones particulares porque no tengo por qué conocerlas tampoco, yo prefiero que la declaración de patrimonio e intereses sea lo más amplia posible”.

“Que haya una apertura total, yo prefiero eso. Ahora, basta con cumplir la ley, por cierto, en una sociedad de normas, donde hay normas prohibitivas, permisivas, la ley se cumple cuando se cumple la ley”, agregó.

Con todo, Burgos, subrayó que “es mejor que los funcionarios públicos hagan sus declaraciones de patrimonio e intereses con apertura total y ojalá no invocando una ley que existe, porque insisto, lo que se ha hecho no es contrario a la ley”.

Las palabras de Burgos llegaron luego de que en la versión oficial del Ejecutivo, a cargo del vocero (s) Osvaldo Soto, se dijera que “todos los funcionarios de la Presidencia han cumplido estrictamente en lo que se refiere a las declaraciones de patrimonio, las declaraciones están totalmente completas. La ley permite la cautela de ciertos datos personales y se ejerce esa facultad y ese derecho”.

En el caso particular de Riquelme, Soto reiteró que “no es que omita la información, existe el cumplimiento respetuoso e irrestricto de lo que establece la norma”.

Los cuestionamientos contra Riquelme, quien declaró en el caso Caval por haber visado el formateo al PC que usó Sebastián Dávalos en la Dirección Sociocultural de La Moneda, se suscitaron a raíz de que, al acogerse a la Ley N° 19.628, en su declaración de patrimonio no aparecen las tasaciones fiscales y comerciales de los cuatro bienes inmuebles que da cuenta, ni tampoco de un estacionamiento y una bodega.

Desde la comisión Caval, los diputados Juan Luis Castro (PS), Gabriel Silber (DC), y Felipe Ward (UDI) salieron a fustigarlo.

“Algo oculta y aquí hay muchas cosas que aclarar en cuanto a sus vínculos comerciales”, dijo el primero, mientras que el decé planteó que “una cosa es el estándar legal, pero una persona debe ser celosa a la hora de transparentar sus bienes y patrimonio y una persona como Riquelme, sujeta al escrutinio público, debe estar por sobre ese estándar”.

Por su parte, Ward, indicó que “es una decisión altamente imprudente que viene a ratificar la forma de actuar de esta persona en política”.