longueira auto

El pasado 23 de diciembre el Ministerio Público le envió al Servicio de Impuestos Internos antecedentes respecto al caso SQM, y que apuntan a dos personas que emitieron boletas para distintas firmas. Una de éstas, menciona en su declaración a la Fundación Chile Justo, fundada por Pablo Longueira.

Según consigna La Tercera, el documento señala lo siguiente: “En virtud de lo dispuesto en el artículo 162 del Código Tributario, por tratarse de antecedentes relacionados con posibles delitos tributarios, por cuanto se trata de boletas a diversas empresas por servicios no prestados por emisores, adjunto copia de la declaración de Gustavo Guiñez Ramírez, Nicolás Guiñez Ramírez y Fabiola González Galarce”.

Ahora la pelota quedó en manos del órgano recaudador, quien deberá analizar si los datos puestos sobre la mesa constituyen o no algún tipo de delito tributario. De hecho no se descarta que cita a declarar a las personas antes mencionadas.

Cabe recordar que Fabiola González Galarce declaró durante 2015 ante la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones, instancia en la que aclaró que se desempeño como cajera de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y que el jefe de su pega le dijo que emitiera estas boletas.

Sobre los servicios no prestados a diferentes empresas, el documento enviado por la fiscalía apunta a “SACSA, Inversiones Jaipur S.A., Inversiones Silvestre Corpoartion Chile LTDA., Copec S.A., Senexco S.A., Asociación Gremial de Industriales Pesqueros de la Región del Biobío, Compañía de Inversiones Río Bueno S.A., Pesquera El Golfo S.A., Centro de Estudios Nueva Minería Limitada e Inmobiliaria Lomas de Quelén S.A”.

Por el lado del abogado Nicolás Guiñez se puede decir que declaró el pasado 3 de agosto en torno al caso SQM, ocasión en la que manifestó que cuando estaba en pregrado en la universidad Finis Terrae, su compañero Fabián Quezada le solicitó como paleteada emitir una boletita de honorarios.

“La retribución económica en mi beneficio sería la devolución de impuesto a la renta”, detalló Guiñez.

El tema resultó fácil por lo que tras ser consultado por Quezada, Nicolás metió también a su hermano Gustavo Guiñez a emitir boletas.

Nicolás Guiñez indicó que Quezada le mencionó que desde Chile Justo lo llamarían para coordinar y afinar los detalles sobre la emisión de las boletas por servicios o asesorías legales: “Me llamó un junior de la Fundación Chile Justo, sin recordar nombre, quien me dijo que la boleta de honorarios a emitir sería contra la empresa Senexco S.A., por la suma bruta de $ 2.7 millones, lo cual realicé en 2009”, reveló.

Después emitió 2,2 millones en boletas a la Asociación Gremial de Industriales Pesqueros de la Región del Bíobío, 2,2 palos a Inversiones Río Bueno, y 2,5 millones de pesos brutos a Inversiones AFA. También sumó 6 palos a Nueva Minería, 5,5 palos a SQM y 8,3 millones de pesos a Copec.

En esa línea reconoció que “nunca asistí a ninguna de las empresas, incluida SQM, a prestar los servicios indicados en cada boleta”.

Hay que mencionar que Gustavo Guiñez declaró el pasado 6 de agosto que esta información era cierta, y que el junior de la fundación creada por Longueira le dio los datos para llenar la boleta.

Posteriormente volvió a declarar casi a fines de 2015 que emitió 10 boletas por pegas no prestadas y que conoció a la asesora del ex senador, Carmen Luz Titi Valdivielso “en una ocasión a propósito de las circunstancias de cobro y entrega de dinero de la boleta de Copec, que es la de mayor monto que me pidieron emitir”.

“El junior (de la Fundación Chile Justo) me pidió que lo acompañara hasta las dependencias de la fundación (…). Él llevaba el maletín con el dinero, como siempre, ya que cada vez que nos juntábamos a retirar el valor del cheque o del vale a la vista, él llevaba y me entregaba el documento a cobrar o lo tenía el banco y le daban la colilla, y el junior siempre estaba a mi lado, el dinero nunca pasó por mis manos”, recordó de aquella vez.

Dicho junior “siempre tomó el dinero de la ventanilla y lo guardaba en el maletín. En esta ocasión el junior me pidió que lo acompañara hasta la Fundación Chile Justo. Entramos al edificio de la fundación y nos encontramos a la entrada con una señora que el junior me presentó como ‘Titi’ Valdivielso (…). También en esa oportunidad había una actividad de niñas chicas entre 7 y 10 años, y en el segundo piso de las instalaciones estaba Pablo Longueira, quien estaba en un pasillo que tenía un balcón, mirando el evento”, sentenció.