Bancada PPD se refirio al 11 de Septiembre

“Hay partos naturales y hay partos inducidos. La vida es así”.

Esa fue la frase que sin dudas marcó el anunció realizado ayer por el ministro del Interior, Jorge Burgos, al momento de informar sobre la renuncia del cuestionado Cristián Riquelme a su cargo como administrador de La Moneda.

Uno de los más molestos con esa frase fue el vicepresidente del PPD (partido en el que milita Riquelme), Gonzalo Navarrete, quien esta mañana señaló a T13 que “el ministro Burgos no actuó adecuadamente según un acuerdo que habíamos tomado. Nos reunimos el viernes, discutimos el tema, estuvimos de acuerdo en buscar una manera que no fuera que la Presidenta le pidiera la renuncia cuando volviera”.

En ese sentido afirmó con todas sus letras que “cuando uno tiene un acuerdo de colaboración, el ministro no puede darse un gusto como el de ayer, de decir que fue un parto inducido”.

El dirigente de la colectividad que preside Jaime Quintana enfatizó que el ministro DC derechamente “se equivocó, uno no puede darse gustos verbales. Uno no puede vivir en la política del Twitter, hay que explicarle a la gente las cosas que suceden”.

Cabe decir que la caída de Riquelme se produjo por un montón de cosas que se fueron mezclando y creando una avalancha de la que no pudo escapar el administrador de La Moneda: Los contratos entre dos de sus empresas con el Estado entre 2013 y 2015 por 417 palos, su vinculación con el caso Caval tras recibir en La Moneda al gestor inmobiliario Juan Díaz y por encabezar el equipo que formateó el pc que usó Sebastián Dávalos cuando fue Director Sociocultural de la Presidencia. A todo esto se suma su cuestionada declaración de patrimonio e intereses, y que en un momento generó críticas por tener información parcial.

Pese a su enojo con Burgos, Navarrete reconoció que la renuncia de Riquelme “se demoró más de cuenta, creo que debió haberlo hecho un par de días de antes”.

Agregó que “entendió que el cargo político tiene una responsabilidad de esa indole y se evalúa de manera distinta que la de un funcionario común y corriente de Gobierno”.

Sobre las indagatorias que puede realizar una comisión investigadora contra Riquelme, Navarrete sólo pidió que sea “proporcional y justa”.