Gonzalo Duarte, secretario nacional DC: “La transparencia tiene límites, por eso que los baños tienen puertas”

El ex alcalde y ex diputado advirtió que con los nuevos estándares y exigencias de la agenda de probidad, como por ejemplo, una completa declaración de patrimonio mucha gente no estará dispuesta a lanzarse a una candidatura para un cargo público, de hecho reconoció que en conversaciones con distintos profesionales que triunfan en el mundo privado ninguno de ellos ha estado dispuesto a competir “porque no están dispuestos a someterse a esta exposición pública, a esta crítica muchas veces despiadada. Claro, una por otra: la probidad, la transparencia, las regulaciones, dan certeza y generan confianza, pero generan costos alternativos y dentro de ellos es que puede resentirse la calidad del recurso humano que está disponible a incorporarse a la función pública”.

gonzalo duarte-a1

El secretario nacional de la Democracia Cristiana, Gonzalo Duarte, se encuentra trabajando por estos afinando lo que serán las primarias internas de la falange y también ordenando la casa considerando los avances de la agendad de probidad del Gobierno. En ese sentido, por ejemplo, apuntar a cumplir con los estándares y exigencias en una declaración de patrimonio.

En conversación con La Tercera, el ex alcalde y ex diputado analizó que “lo normal en la cultura chilena era que los trapos sucios se lavan en casa y los problemas se arreglan puertas adentro, que no es de buen gusto publicar remuneraciones ni hacer ostentación de los bienes… Culturalmente estábamos educados así y hoy día hemos producido un giro extraordinario. O sea, los actores públicos y los políticos están vilipendiados, y han dicho: ‘¿saben qué? Transparencia activa al 100%, aquí no hay nada que esconder, todo es público’. Eso es lo que estamos viviendo, pero es un aprendizaje y eso implica errores”.

Duarte precisó que “antes nadie se preguntaba cómo se financiaba la actividad política; todos preferían ignorarlo aunque muchos sabían que había un comportamiento irregular”, por eso es que hoy la pega implica “enfrentar altos niveles de modernización en un plazo extremadamente breve; en 365 días hay que refundar los partidos. Es un desafío enorme, sobre todo para partidos que no tienen estructuras burocráticas y administrativas preparadas para eso”.

En esa línea advirtió que “hay sanciones extraordinariamente altas. Es poco conocido pero esto puede llegar a la disolución de un partido, la eliminación de candidatos o la pérdida del cargo”.

En ese crecimiento, dijo, “va a haber muchos errores y muchos cuestionamientos, porque tenemos la cultura de la duda sistemática y de la desconfianza institucional. Probablemente haya errores que pueden ser omisiones, parte del proceso de aprendizaje, y se van a convertir en una discusión pública súper dramática”.

Echando un vistazo a las próximas elecciones municipales, Duarte sostuvo que “temo que van a haber centenares de declaraciones de patrimonio mal presentadas o con información insuficiente, y un control ciudadano extremadamente activo sobre eso que va a ser capaz de detectar la omisión y atribuirla a un encubrimiento doloso más que a un error. Eso preocupa obviamente, y va a obligar a los partidos a un trabajo prolongado”.

Precisó que con este tipo de exigencias mucha gente no estará dispuesta a lanzarse a una candidatura para un cargo público, de hecho reconoció que en conversaciones con distintos profesionales que triunfan en el mundo privado ninguno de ellos ha estado dispuesto a competir “porque no están dispuestos a someterse a esta exposición pública, a esta crítica muchas veces despiadada. Claro, una por otra: la probidad, la transparencia, las regulaciones, dan certeza y generan confianza, pero generan costos alternativos y dentro de ellos es que puede resentirse la calidad del recurso humano que está disponible a incorporarse a la función pública”.

“La transparencia tiene límites, y es por eso que los baños tienen puertas”, manifestó.
“Yo sostengo que la declaración de intereses y patrimonios era necesaria exigirla para la asunción de los cargos, no para la postulación, y creo que hay cosas que corregir como la doble publicación de la misma información por los partidos y el Servel, que además va a estar sometido a una tensión extrema en el control y fiscalización del gasto electoral efectivo en la campaña municipal. El propio Servel ha reconocido que no está en condiciones de tener funcionando totalmente las normas legales para esa elección, por lo que vamos a tener una transición y eso es bueno decírselo a la ciudadanía”, sentenció.

Comentarios