estafa-a1
Patricio Santos, Rodolfo Dubó y Camilo Cruz Hernández, formalizados por estafa, lavado de activos e infracción a la Ley de Bancos, solicitaron ser trasladados al anexo Capitán Yaber, para evitar que la población penal de Santiago Uno pueda agredirlos, luego que se acreditara que su empresa AC, dejó sin un peso a más de diez mil personas.

La petición fue formulada la tarde de ayer ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago por las defensas de los imputados. En esa línea será el tribunal el que finalmente deberá resolver si la seguridad personal de Santos, Dubó y Cruz corre peligro.

Hay que recordar que Santos, ha señalado que producto de la estafa -que hasta ahora suma un perjuicio de más de $ 50 mil millones- ha sido amenazado de muerte y para que su familia no se vea afectada, un día antes de su detención viajaron a Argentina.

Cercanos a los imputados señalaron a este diario que la población penal -aún cuando es de baja “contaminación criminógena” como es la Penitenciaría- han vertido fuertes epítetos en contra de los dueños de la firma acusada de realizar una “estafa piramidal”.

En el anexo en cuestión, han estado detenidos los dueños de Penta Carlos Alberto Choclo Délano, Carlos Eugenio Lavín y el ex gerente de la firma, Hugo Bravo. Previamente, en un caso similar relacionado a estafa, blanqueo de capitales, entre otros delitos, el presidente de La Polar Pablo Alcalde y el ex ejecutivo Julián Moreno.