golborne a1

La Fiscalía Oriente, a través de los persecutores Manuel Guerra, Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, pidió formalmente al Octavo Juzgado de Garantía que fije fecha y hora para formalizar al exministro y ex candidato presidencial, Laurence Golborne, por delitos tributarios en el marco de la investigación por el llamado caso Penta.

El Ministerio Público apunta a presuntos ilícitos cometidos en los años 2012 y 2013 , correspondientes a delitos del Código Tributario del artículo 97 N°4, inciso final.

“Vamos a formalizarlo tanto por hechos respecto de los cuales hay querella del SII, como también por hechos donde no hay querella del SII”, afirmó ayer el fiscal Manuel Guerra, al adelantar la imputación de cargos contra quien fuera candidato al Senado en 2013.

“En el caso del señor Golborne, todos los dineros que obtuvo fueron con facturas y boletas falsas proporcionadas por terceros, y estaban destinadas a campañas políticas tanto como fue a su precandidatura presidencial y su campaña senatorial por Santiago Oriente”, precisó el persecutor jefe de la Fiscalía Oriente.

A Golborne se le investiga por los documentos emitidos a Penta por el empresario Tomás Carrasco, platas que habrían ido a parar a su campaña.

“Es una cantidad de más de $120 millones los que se facilitaron para ese fin”, indicó en su oportunidad el fiscal Guerra.

En su última declaración ante la fiscalía, en noviembre del año pasado, Carrasco dijo que “a Laurence Golborne lo conozco hace más de 25 años. Lo conocí cuando fui a vender mis servicios como Siglo a Chilgener, y él era gerente de administración y finanzas. Luego nos compramos un sitio vecino en Santuario del Valle en La Dehesa. Con Laurence tenemos bastante relación, nos juntamos de manera bastante habitual, fuimos juntos al mundial de Sudáfrica”.

Respecto de las facturas para financiamiento político, contó que “a fines del año 2012 conversamos con Laurence y él me preguntó si lo podía ayudar en su campaña en cuanto a que necesitaba facturar ingresos y cubrir costos, que no tenía una empresa para hacerlo y si yo lo podía hacer con alguna de mis empresas. Esto, porque Laurence estaba comenzando una campaña presidencial para las elecciones a fines de 2013. Yo accedí y le dije que bueno”.

En sus respectivos testimonios ante el fiscal Gajardo, tanto Carlos Délano como Carlos Lavín, fundadores de Penta y formalizados en la causa, se refirieron al aporte entregado a Golborne.

“Lo conozco hace mucho tiempo por Icare. Tuve varias reuniones con él, porque quería que ingresara a su campaña para asesorarlo, pero yo le dije que no podía (…) También me pidió aportes económicos y me parece que lo apoyamos con 100 millones de pesos. En todo caso para las primarias no hay posibilidades de apoyo con ley electoral. Yo no me entero de la entrega de de boletas o facturas para justificar esos aportes. Los enviaba a hablar con Hugo Bravo con quien yo hablaba para indicarle los montos que se iban a aportar. Respecto de la empresa VOXcom nunca supe de ella ni ha prestado servicios para empresas Penta. Revisando después de la denuncia del SII supe que corresponde a la empresa que trabajaba con Golborne y que fue la que la facturó a Penta y Penta III por servicios que no se han prestado a esas empresas (…) No es cierto que se la haya depositado a Golborne en una empresa de su propiedad en el extranjero. En alguna ocasión nos reunimos en conjunto Carlos Eugenio Lavín y Golborne por el tema de los aportes. La decisión de apoyarlo la tomamos entre ambos, pero la ejecución fue como siempre de Hugo Bravo”, relató Délano.

“En esta última campaña llegó primero a hablar con nosotros Laurence Golborne y nosotros lo apoyamos. No pensamos mucho el cómo. En una reunión estuvimos juntos con Golborne y Délano y nos planteó que quería hacer una campaña semejante a la de Obama. Nos pidió un aporte cercano a los 100 millones. Nosotros le dijimos que hablara con Hugo Bravo y entendiera con él , lo que era el procedimiento habitual. Sabíamos que el dinero salía de Empresas Penta pero el mecanismo exacto no lo manejábamos (…) Yo no tengo conocimiento de que se hubiera depositado a alguna empresa de Golborne en el extranjero. Yo creo que eso es falso”, completó Lavín.

En desarrollo