meoa6

Durante este viernes, y en el medio de un seminario de la Fundación Progresa, Marco Enríquez-Ominami respondió a los cuestionamientos que lo involucrarían con dineros destinados a su campaña vinculados a SQM, tras el presunto pago de $362 millones a Cristian Warner, colaborador de MEO, y el levantamiento de su secreto bancario.

“Hay una investigación, que la justicia lo aclare”, dijo el líder del PRO.

Además aprovechó de manifestar que desde el comienzo de la investigación “se han dicho muchas cosas que no son ciertas, se han caído a pedazos una por una”.

El ex candidato presidencial, ya en tono más molesto agregó que ha “respondido 30 veces y creo que basta. Creo que todo tiene un límite”, asegurando que “la plata no está en mi jardín, no está bajo el colchón, no está en mi empresa”.

Cómo ha ocurrido en otras oportunidades, Enríquez-Ominami llamó a preocuparse por temas importantes para los chilenos como la desaceleración y la economía del país.