Lluvias Santiago A1 23

Todo pudo haberse evitado.

Esa es la conclusión a la que sigue apuntando el gobierno cuando ya pasaron 24 horas desde que el río Mapocho se salió de su cauce en medio del temporal que azota a la región Metropolitana desde el sábado.

A diferencia de los recordados hechos de principios de los 80′, cuando el río se descajonaba desde arriba a razón de los embates de la naturaleza, el Ejecutivo insiste en que acá el responsable es la empresa Costanera Norte por lo trabajos que se hacen en el nudo Kennedy, obras que obligaron a desviar el cauce natural de las aguas.

En esas circunstancias, ayer Canal 13 reveló un documento del 12 de abril de este año (ocho días atrás), en el que el Ministerio de Obras Públicas advertía sobre los riesgos.

“Con relación al Plan de Medidas de Contingencia de Invierno, remitido en esta inspección fiscal mediante su carta expresada en Ant, y ante las obras de mejoramiento, se ha detectado la presencia de acopio de materiales pétreos y movimientos de tierra, adyacentes a la vía concesionada, tanto en Kennedy como en el sistema Oriente Poniente que eventualmente ante precipitaciones de consideración, podrían evacuar a la cota más baja, como son los pasos inferiores y la vía, con riesgo de obstrucción de alcantarillas, sumideros de la vía troncal, o bien generando zonas resbaladiza, por efecto de dispersión de dicho material sobre la calzada”.

Con esas razones, el documento agrega a que “se instruya a quien corresponda de manera de adoptar todas las medidas necesarias tendiente al despeje y conducción de aguas lluvias de las obras adyacentes a sectores debidamente preparados y que no afectan la operación de la ruta”.

Esta mañana, el intendente Claudio Orrego recordó entonces que “se advirtió a la empresa”

“El jueves de la semana pasada estuve en terreno diciéndoles que había una posibilidad de desborde producto de la lluvia. Todos sabemos que el Mapocho es un cauce sensible, que crece en el invierno y, sin embargo, tuvimos una inundación que, paradójicamente no fue arriba. El río no se desbordó por arriba, como el año ‘82, se desbordó por abajo, porque las labores de emergencia y prevención que hizo la empresa fueron malas. Aquí hay una responsabilidad concreta de Costanera Norte”, afirmó.

“Ellos se escudaron en su conocimiento técnico de que no iba a haber problema”, dijo además Orrego a Canal 13.

“Me imagino que el Ministerio de Obras Públicas va a ordenar paralizar las obras mientras dure el invierno, porque es impensable que esto vuelva a ocurrir”, cerró tajante la autoridad en medio de una jornada donde la lluvia no cede.