obama

Con sentido del humor, cargado al sarcasmo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ninguneó, en su último discurso en la tradicional cena de corresponsales de la Casa Blanca, al candidato republicano Donald Trump.

“No quiero gastar demasiado tiempo con Donald. Siguiendo vuestro ejemplo, quiero mostrar algo de contención”, lanzó el mandatario ante los 3.000 invitados que se congregaron en el gran salón del Hotel Hilton, recoge EFE.

“¿Está en casa comiéndose un filete Trump y lanzando insultos en Twitter a Angela Merkel?”, preguntó Obama entre risas, esto al aludir a los arrebatos de furia que habitualmente profiere el magnate en las redes sociales.

Ya de frentón bajándole el perfil a las pretensiones presidenciales de Trump, Obama afirmó tajante: “ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina”.

En tono más serio, Obama dijo finalmente que su sucesora será la carta de los demócratas, Hillary Clinton.