INDH

El Instituto de Derechos Humanos (INDH), se querelló en contra de la Tercera Comisaría de Antofagasta, luego de que la Jefa Regional del organismo, Fernanda Torres, y la profesional Karen Lagües, fueran detenidas cuando intentaban visitar a manifestantes que fueron retenidas por Carabineros tras la marcha del 12 de mayo en apoyo a los pobladores y pescadores de Chiloé.

Según informó El Mostrador, la presidenta del INDH, Lorena Fries, aseguró que las funcionarias fueron detenidas violentamente, sufriendo golpes y agresiones verbales por parte del personal policial que no se identificó.

“Estamos presentando una querella por detención ilegal, por un delito funcionario de carácter penal y por lesiones, todo esto se produjo en el contexto de la movilización pacífica que se realizó en Antofagasta, que hizo que las funcionarias realizaran labores al interior de la comisaría, que tienen que ver con que se cumplan los requisitos de la detención y con las condiciones de las personas detenidas”, sostuvo la directora del Instituto de Derechos Humanos, Lorena Fríes.

En esa línea, señaló que “este es un hecho de la máxima gravedad, da una señal preocupante para el trabajo del INDH cuando otros funcionarias públicos impiden –al punto de la agresión, que consistió en golpes, en patadas y maltrato verbal- el cumplimiento del mandato que es la protección de los derechos humanos de la ciudadanía”.

La Jefa Regional de Antofagasta, Fernanda Torres, sostuvo por su parte que “como defensoras de derechos humanos sufrimos vulneraciones, agresiones, maltrato físico, verbal, y un desconocimiento por parte de Carabineros del rol del Instituto Nacional de Derechos Humanos. La profesional que me acompañaba está con licencia médica porque sus lesiones fueron aún más complicadas”.