Victor Osorio

El 17 de enero del año 2015 fue especialmente significativo para la Izquierda Ciudadana. Esa jornada se realizó el Primer Congreso Nacional de la institución y el hasta entonces presidente interino de la colectividad, Cristián Méndez, hizo una fuerte denuncia que remeció al naciente partido.

Horas antes del evento, Méndez envió, según pudo confirmar The Clinic Online, dos correos electrónicos a todos los integrantes de la colectividad

En el primero de ellos planteó que en la entidad se estaban repitiendo “hechos que criticamos a los partidos de la antigua Concertación” y apuntó directamente al ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio Reyes como la figura tras estas malas prácticas.

Méndez aseveró que existían 1) Padrones de militantes adulterados deliberadamente; 2) Reuniones congresales, que aparecen en el papel, y no se realizaron; 3) Delegados al congreso elegidos de manera arbitraria e irregular; y 4) Intervenciones y presiones indebidas de dirigentes nacionales del partido y funcionarios públicos, durante la realización de congresos comunales, con el único fin de alterar su normal funcionamiento y limitando su necesaria autonomía.

Agregó que “para explicar como hemos llegado a este punto hay un hecho que no podemos soslayar. Existen miembros, tanto de la Comisión Política, como de la Comisión Organizadora del Congreso, que han actuado bajo una presión extrema, producto de su vinculación laboral y por ende económica, con el Ministerio de Bienes Nacionales, siendo forzados a actuar de manera poco ética e irresponsable en la implementación de muchas irregularidades”.

En otro correo electrónico se refirió la decisión de la Comisión Política de no darle un espacio para hablar en la instancia y apuntó a que “siete de las doce firmas de este mensaje son funcionarios del Ministerio de Bienes Nacionales”.

En una investigación publicada durante esta semana en The Clinic Online respecto de la plaza laboral IC en el ministerio de Osorio Reyes y la existencia de fichas falsas de militancia, se consultó al secretario de Estado si había existido un reproche de parte de algún líder de la IC por la contratación de militantes en la cartera.

Osorio Reyes en la ocasión dijo “no, la verdad es que nadie me ha reprochado nada de eso. Además sería muy extraño que me lo presentaran porque, como le digo, no me parece que en este Ministerio haya un ingreso generalizado, no solamente de dirigentes, sino que también de militante de la IC. No me parece que eso sea efectivo”.

Hoy, el timonel Francisco Parraguez -cuya renuncia a Bienes Nacionales se concretará en junio- explica que la carta de Méndez era parte de una operación de éste para “dinamitar” el Congreso y permanecer en el poder y apunta a que el personero “nunca tuvo representatividad en la tienda”.

Por lo mismo, reafirma la versión previa de Osorio respecto de que no ha existido reproche sobre el estrecho vínculo entre la IC y Bienes Nacionales.

LOS MILITANTES

Tras la publicación del reportaje del miércoles sobre la IC, la tienda emitió una declaración en la que la directiva de la tienda aseveró que se estaba ante una maniobra del pinochetismo a raíz del rol de Osorio Reyes en el catastro de propiedades de Cema Chile y apuntaron a que “los cuestionamientos éticos a la presencia de militantes de nuestro partido en las tareas del Ministerio de Bienes Nacionales nos parecen afirmaciones sin fundamento ni consistencia alguna”. Se añadió que “los militantes de la IC hacen una contribución al cumplimiento” de las metas de la repartición.

Osorio Reyes, en tanto, aseveró al respecto que “a mí me parece que la militancia es una variable episódica en este contexto. Que haya un porcentaje de personas de la Izquierda Ciudadana es irrelevante y esa nunca ha sido causal de contratación. De la misma manera en que hay personas que yo convoqué a este Ministerio a trabajar, no en mérito de su militancia”.

Sobre este punto, existen una serie de correos electrónicos que evidencian que la militancia no es un tema menor en Bienes Nacionales. The Clinic Online seleccionó algunos de ellos.

El 5 de mayo del año 2014, por ejemplo, Braulio Meza Guerrero (egresado de técnico jurídico) que está a cargo de la vinculación con organizaciones sociales con un sueldo de $2,4 millones y que hoy es tesorero de la IC, escribió desde su casilla personal un mail a los “militantes del Ministerio de BBNN” a nombre del “compañero Ministro”.

“Estimados compañer@s: Quedan coordialmente invitados por el compañero Ministro a una reunión de coordinación de los militantes del Ministerio de BBNN a realizarse el día martes 6 de mayo del presente a las 19:00 hrs. en Santo Domingo 1083 of. 505 PD: Se solicita encarecidamente asistencia y puntualidad”, consignó.

El 8 de enero de 2015, el mismo personero informó de una “reunión de carácter obligatorio”.

“Se cita a asamblea militantes MBN, para el próximo 04 de agosto 19:00 hrs. Dicha reunión se realizará en la sede de familiares de ejecutados políticos, ubicado en calle Carabineros de Chile 33, metro Baquedano. Tema a tratar: Balance gestión del partido y militancia en el ministerio”, escribió.

En junio, llamó a los militantes de la cartera a darle “me gusta” a las publicaciones en redes sociales.

El 14 de abril de 2015, Gina Valsasnini citó a “reunión por Sindicato de honorarios” por orden, según ella refirió, de Osorio. En el mail señala “por encargo de nuestro ministro Víctor Osorio Reyes, se convoca a una reunión en la sede de la Constramet, ubicada en Santa Rosa 101, esquina Alonso Ovalle. Esta se realizará el miércoles 15 de abril desde las 13:00 a 15:00 hrs. Tabla: Sindicato de honorarios. Equipo coordinador MBN”.

En septiembre, la misma personera convocó a “toda militancia MBN para este domingo 4 de octubre a un gran acto en apoyo a la Presidenta Bachelet y a las Reformas de gobierno. Este acto se realizará en el teatro Caupolicán”. Pidió que cada funcionario acudiera con cinco personas.

Entre los destinatarios de estos correos, figuran más de 20 funcionarios.

Al respecto, Parraguez adujo que “el ministro Osorio, de quien estamos orgullosos, nunca ha contratado gente por su militancia” y que las reuniones a las que alude este medio “no fueron obligatorias y en nada comprometen las funciones en la cartera”.

FICHAS FALSAS

Otra de las revelaciones de The Clinic Online fue la existencia de fichas falsas con el logo de Izquierda Ciudadana en la región metropolitana.

Se accedió a documentos que presumiblemente estaban siendo procesados para validar el partido en Santiago en el Servicio Electoral. Al revisar los papeles, este medio decidió corroborar al azar si personas de Paine, que figuraban en la nómina, se habían trasladado a dos notarías de Santiago Centro a manifestar su intención de integrar una colectividad política. De los testimonios recogidos en terreno, se pudo constatar que, salvo errores de dirección, los datos ingresados correspondían a personas que vivían en Paine, pero ninguno de los contactados había tomado la decisión de militar en la Izquierda Ciudadana, más aún, sus firmas habían sido falsificadas.

Una alta fuente de la IC manifestó que lo más sorprendente del hecho fue que en lo formal, los abogados que están trabajando en el proceso no han tenido acceso a esos papeles y que buscarán que Fiscalía pueda indagar en estos antecedentes.