Santiago A1

Un temporal de lluvias que desde el pasado jueves azotó cinco regiones del norte y centro de Chile se disipó este sábado, con un balance de damnificados, aislados y algunos daños, pero las autoridades anunciaron una onda polar para los próximos días.

Las temperaturas descenderán hasta cuatro grados bajo cero a contar del lunes en la región metropolitana de Santiago, según anunció la Dirección de Meteorología de Chile.

Una situación particular se vive en el paso fronterizo Los Libertadores, principal vía de comunicación terrestre entre Chile y Argentina, que está cerrado al tránsito de vehículos tras la acumulación de unos tres metros de nieve, donde hay 72 personas aisladas, entre funcionarios de aduanas y agentes de la policía internacional.

Personal y maquinarias de Vialidad comenzaron a trabajar este sábado en el despeje de la ruta, mientras el intendente (gobernador) de la región de Valparaíso, Gabriel Aldoney, señaló que los aislados están provistos de alimentos y agua que pueden abastecerlos sin problemas hasta el próximo miércoles.

“Es un problema pero está controlado”, aseguró Aldoney a radio Cooperativa, mientras la gobernadora de Los Andes, María Victoria Rodríguez, dijo que se tratará de evacuar antes de esa fecha a los aislados.

“Se está evaluando la posibilidad de hacer una ventana, una huella para poder evacuar a los funcionarios que han permanecido durante todo este frente de mal tiempo en la cordillera y posteriormente generar las posibilidades de apertura del camino, de limpieza del lugar para poder hacer el recambio de funcionarios”, dijo Rodríguez.

La dirección de Meteorología anunció en tanto que las temperaturas fluctuarán en entre uno y cuatro grados bajo cero en Santiago a contar del lunes próximo.