Josefa A1

Un verdadero caos vial se produjo este jueves en Santiago debido de la rotura de matriz de Aguas Andinas generada en Seminario con Providencia.

El hecho obligó a cortar el tránsito y cerrar el Metro, lo que entre otras cosas hizo que cientos de personas hoy llegaran ultra tarde a sus pegas, puesto que tuvieron que caminar los trayectos que acostumbran a recorrer usando el transporte público.

Desde Aguas Andina asumieron el problema e informaron que se harán responsables de los daños ocasionados en los hogares.

Pese a ello, la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, aseguró ante la prensa que la firma antes mencionada fue avisada el 28 de abril sobre posibles problemas al respecto, todo esto, luego de detectar filtraciones de agua en el museo de los Tajamares, ubicado cerca del metro Salvador.

“El 28 de abril nos dimos cuenta de eso, hablamos con Aguas Andinas y empezaron a trabajar en qué era eso”, partió diciendo Errázuriz.

Añadió que luego “el 8 de mayo mandamos un oficio” alertando de la situación.
“Obviamente que hay una advertencia por parte nuestra… hay un sólo responsable…ese responsable se tendrá que hacer cargo”, cerró.

En esa misma línea la jefa del departamento de asesoría urbana de la muni de Provi, María José Castillo, afirmó que la primera alarma ocurrió en marzo por las obras de asfaltado del Mapocho Pedaleable: “Avisamos que había agua en el lecho del río, que no sabíamos de donde venía”, sostuvo según consigna Emol.

“El 28 de abril se inundó el museo y dimos aviso a Aguas Andinas y le enviamos un oficio en mayo cuando ellos dijeron que el agua era de ellos. Y luego, enviamos otro oficio el 12 de mayo a la Superintendencia (de Servicios Sanitarios)”, precisó.

“La situación es bastante compleja. De momento la coordinación es sacar agua y también algunas medidas de seguridad, como es retirar algunos postes de luz que están en lugares bastante inestables”, recalcó Castillo.