Corpesca: las diligencias que complican a Gonzalo Cornejo y a su esposa, la diputada Claudia Nogueira

Corpesca: las diligencias que complican a Gonzalo Cornejo y a su esposa, la diputada Claudia Nogueira

La fiscal Ximena Chong envió oficios a las dos Cámaras para aclarar si el exalcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo, y su exsocio Álvaro Lavín, del Centro de Estudios Sociales Ciudadanos, que emitió dos facturas a Corpesca por $17 millones, habían hecho asesorías parlamentarias. En el Senado le indicaron que no, lo que es correcto. Sin embargo, The Clinic Online descubrió que en la Cámara de Diputados, Lavín trabajó como asesor externo de la diputada Claudia Nogueira, precisamente la esposa de Cornejo.

Gonzalo Cornejo1 El pasado 21 de junio la fiscal del caso Corpesca Ximena Chong, envió un oficio al Senado y otro a la Cámara de Diputados, en los que solicitó información respecto de si el exalcalde de Recoleta y exasesor de Pablo Longueira en la cartera de Economía, Gonzalo Cornejo, estuvo contratado en ambas corporaciones. Básicamente, Chong buscaba saber si Cornejo prestó servicios como asesor y si emitió informes entre 2005 y 2016. La diligencia incluyó también a Álvaro Lavín Aliaga, quien fue su administrador municipal cuando Cornejo  era alcalde de Recoleta. Luego, ambos fueron socios en la empresa Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos (CESC), firma que emitió dos facturas a Corpesca que suman poco más de $ 17 millones. Ambas fueron rectificadas por la firma de los Angelini, ya que carecían de respaldo formal por servicios efectivamente prestados. Pues bien, la petición de Chong al Senado, no entregó resultados positivos, tal como lo establece el oficio enviado el pasado 22 de junio y firmado por el prosecretario y tesorero de la Cámara Alta, José Luis Alliende. Es decir, ni Cornejo ni Lavín prestaron servicios alli. Sin embargo, The Clinic Online estableció que Lavín sí trabajó para el Congreso, pero en la Cámara de Diputados, nada menos que como asesor externo de la parlamentaria UDI Claudia Nogueira, precisamente la esposa de Gonzalo Cornejo, quien en 2009 enfrentó una investigación de la fiscalía de Valparaíso, entonces a cargo del actual fiscal nacional Jorge Abbott, ya que pagaba asesores con dineros fiscales, los que luego eran depositados en la cuenta personal de Nogueira, misma figura usada por Jaime Orpis. La parlamentaria fue formalizada en 2010 por fraude al fisco, luego de ganar las elecciones de ese año por Independencia y Recoleta, pero al devolver $30 millones al congreso, donar cinco palos a Un Techo Para Chile, firmar 18 meses, su papel de antecedentes quedó en blanco . Su abogado, también fue Carlos Cortés. Pues bien, según la sección de transparencia de la Corporación, Lavín efectuó tres asesorías para Nogueira. La primera entre el 3 y el 31 de enero de 2012 por $ 2 millones. El trabajo consistió en un análisis para distintos proyectos de Ley, entre ellos el de choferes de taxis colectivos, modificaciones a normas laborales, cambios al reconocimiento de paternidad por “vicios de consentimiento”, entre otros. En esta fecha, Cornejo seguía trabajando con Longueira en Economía. Existe otra asesoría externa a la misma Nogueira, entre el 1 de abril y el 30 junio, por la cual Lavín cobró $ 5,7 millones. Su labor fue amplia. Desde redacción a mociones parlamentarias, asesorías en la fiscalización de instituciones públicas a nivel distrital, nacional, reconocimiento de temas de conflictos, soluciones de ámbitos económicos, comités de vivienda, entre muchos otros tópicos. Entre 1 julio y el 31 de diciembre de 2012, Lavín vuelve a prestar asesoría Nogueira. Esta vez por $ 9,5 millones, por los mismos motivos de la anterior. De hecho, es la misma redacción para definir el trabajo que se realizaría. En 2013 se repiten las mismas asesorías a Nogueira. Una entre el 1 de enero del 30 de junio de 2013 por $ 11,4 millones y otra entre el 1 octubre al 31 de diciembre por 10,5 millones. Todas las asesorías llevan el rótulo “finalizado”, salvo esta última que en la web de la Cámara señala: “parcial”. Pues bien, 2014 no fue un año distinto para Lavín y Nogueira. Entre mayo y agosto, por $3,6 millones por asesorías a proyectos de ley, “club de adultos mayores, cepas, etc. del distrito”. En paralelo a esta función, en el año 2012  Lavín emite el primer documento tributario del CESC a Corpesca -por $2,25 millones-  girado el 2 de febrero, es decir cuando aún Cornejo trabajaba como asesor de Longueira en Economía, precisamente haciendo análisis sobre la Ley de Pesca que se dictó ese mismo año. La descripción del servicio era “Estudio de Clima Interno, propuestas de acción (pago inicial)”. La segunda factura, en tanto, fue por $ 15 millones, por una asesoría comunicacional “integral en Ley de Pesca”, fechada el 11 de septiembre del mismo año. Es decir, a poco más de tres meses que Cornejo hubiera dejado el cargo en la mencionada secretaría de Estado. Esta coincidencia  y el rol de Cornejo en el Gobierno de la época es lo que ha levantado sospechas en Fiscalía. Al respecto, cercanos a Cornejo indicaron que cuando el CESC giró esos documentos tributarios, ya no pertenecía a la empresa. Sin embargo, la PDI hizo otro recorrido. Estableció que el CESC inició sus actividades en 2009 como una sociedad anónima cerrada, junto a Darío Chacón, tal como lo establece la escritura pública del 21 de enero de ese año, otorgada por la Tercera Notaría de Santiago. Posteriormente, en abril de 2010 el CESC, en la notaría de Jaime Morandé, otorgó poder “con las más amplias facultades de administración al gerente general de ese entonces Álvaro Lavín”, la que esta signada con el Nº 14.098 en el Registro de Comercio. El 17 de agosto del mismo año, en tanto, hay otra escritura pública, donde Lavín presentó su renuncia al puesto, siendo asumida en propiedad por Cornejo, documento formalizado en la ya mencionada notaría. Ambos poderes, sostiene la PDI, fueron otorgados en la segunda sesión de directorio, celebrada el 31 de marzo de 2010 y formalizada ante el Conservador de Comercio el 5 de diciembre de 2012. Este diario requirió en varias oportunidades al abogado Carlos Cortés, patrocinante de Cornejo, el documento formal donde se acredita que dejó de pertenecer al CESC, pero hasta el cierre de esta edición no entregó una respuesta. Cercanías La fiscal Chong, viene trabajando en la arista de Cornejo y Lavín desde al menos agosto de 2015. El 21 de ese mes, este último prestó declaración en calidad de imputado, ya que existe la sospecha de que Corpesca pudo haber pagado facturas ideológicamente falsas al CESC y el destino del dinero a campañas políticas. Lavín, en agosto de 2015 aseguró que fue representante legal del CESC desde mediados de 2010 hasta diciembre de 2012, coincidiendo con el tramo de tiempo en que Cornejo trabajó en Economía (julio de 2011 a mayo de 2012), según los documentos a los que accedió la Bridef. En segundo término, Lavín admitió que a través de Carlos Feres, en septiembre de 2011, conoció al exgerente general de Corpesca Francisco Mujica, en el café de la calle trasera del Ministerio del ramo. Allí se habría gestado el primer acercamiento que devino en la asesoría. Actualmente, Carlos Feres está fallecido, pero su hijo del mismo nombre, aparece emitiendo boletas a SQM y será formalizado el próximo 6 de julio por delitos tributarios. Mujica, en tanto, está imputado por la fiscalía por soborno en el caso Corpesca y delitos tributarios, toda vez que se encuentra con arresto domiciliario nocturno como medida cautelar adoptada por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago. En aquella oportunidad, Lavín reconoció varios hechos que derivaron en que Chong -en abril de este año- emitiera una “instrucción particular” a la Brigada de Delitos Funcionarios de la PDI (Bridef), con el fin de profundizar en su vínculo con Cornejo, más allá de lo estrictamente societario. La orden de investigar En la orden de investigar que los detectives de la Bridef entregaron a la fiscal Chong el pasado 27 de mayo, buscaron las direcciones que había fijado el CESC de Lavín y Cornejo. Fueron primero a la comuna de Alhué. En la municipalidad local les indicaron que Avenida Cadaquez Nº208 oficina 22, “no existe”. En Nueva Los Leones en Santiago, tampoco le entregaron información, ya que era un nuevo dueño. En Amunátegui 277, los PDI tuvieron más suerte. Allí hablaron con el dueño de la oficina Octavio Azócar, quien les indicó que nunca funcionó el CESC, sino que en 2012 operó la firma “Conéctate Global”, del propio Álvaro Lavín. Estuvo, dijo hasta fines de 2014. La PDI, en todo caso, señala que el CESC, al menos en Dicom, registra dicho domicilio. No así en la base de datos “cerrada” del Registro Civil. Allí se indica que el CESC tiene como oficina en Napoleón 3565, Las Condes. Los ratis se dirigieron hasta el lugar. La encargada, Soledad Aninat, dijo que el CESC “como empresa” nunca funcionó en el lugar. Los policías continuaron con la instrucción particular emanada de Chong. Llegaron donde Claudia Santana, quien actualmente labora en Conéctate Global, otra empresa de Lavín, ubicada en Rancagua, según dijo, en Maruri 1115 de la misma ciudad. También entregó otra dirección en Santiago, precisamente en Lastarria 429. Los detectives fueron, pero nunca funcionaron allí, estamparon en el documento policial. La mujer, entre 2006 a 2010 laboró con Cornejo y Lavín en la Municipalidad de Recoleta. Posteriormente y luego de un breve paso en otra firma volvió a trabajar con este último en Amunátegui, donde supuestamente funcionaba el CESC. Admitió haber redactado las facturas e ir a dejar documentación a Corpesca, pero no indicó de qué. Las diligencias continuaron con Jessica Titelman, quien fue socia del CESC. La mujer dijo que realizó un supuesto trabajo para Corpesca. Este constaba de dos etapas: primero el levantamiento de información y luego un estudio de clima laboral. Para ello, dijo, contrataron encuestadores en Iquique, documentos que eran analizados en Santiago. Sus dichos, sin embargo, abrieron una nueva duda para la fiscalía. “Es importante señalar que sólo gestó la primera etapa, desconociendo los motivos por tal situación, quedando por desarrollar el estudio de clima laboral”, dijo a la PDI. Los agentes, interrogaron a la hermana de Álvaro Lavín, María Teresa. Ella aseguró que durante una comida familiar durante los primeros meses de 2012, su hermano le propuso un trabajo “que consistía en el seguimiento y monitoreo de la prensa escrita y televisión en relación a la tramitación de la Ley de Pesca”. El trabajo, en tanto, era para Corpesca. Otra persona que habría trabajado en los mismos análisis fue la “socioeconomista” Ruth Ramírez, quien en 2012 recibió $ 5 por analizar el “impacto de las noticias” en la Ley de Pesca. La mujer realizó estas labores, mientras se desempeñaba como encargada de proyectos de inversión en la Municipalidad de La Florida. Anteriormente había trabajado con Lavín y Cornejo, cuando se desempeñaban en la sede edilicia de Recoleta.
  • Este diario intentó obtener una versión de parte del abogado de Cornejo y Nogueira, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.
Comentarios
Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. --------------------------------