Juanka El Problematik, el reggaetonero favorito de Gary Medel: “Ya me convertí en algo gigante, en un movimiento”

Juan Carlos Bauza (23), conocido por su fanaticada como Juanka El Problematik, se define como la joya más costosa y brillante que le faltaba al reggaetón. Y a simple vista no deja ninguna duda: anda enchapado en oro con una gruesa cadena que tiene una medalla con incrustaciones de diamantes, un anillo gigante de oro, un reloj ostentoso y un jockey azul que dice “rich” en dorado. Pero la vida de Juanka no siempre fue fácil. Creció en Cataño, uno de los pueblos más violentos de Puerto Rico, y tuvo que esforzarse para ser una estrella musical. Juanka El Problematik, boxeador en su adolescencia, ya no quiere cantarle a las pandillas ni a las pistolas como en sus inicios. Ahora quiere llegar a un público masivo con temas más bellacos y romanticones. Por mientras, anda de gira por Chile, donde pudo festejar la Copa Cententario en privado junto al Pitbull Medel.

Juanka-El-Problematik-foto-alejandro-olivares ¿Hace cuánto estás dedicado a la música? -Llevo aproximadamente tres años y tres meses cantando. Pero la música la llevo desde siempre conmigo. Mi abuelo, por parte de mamá, era conguero profesional y salsero. Y, en lo personal, el reggaetón llega a mi vida viendo a los grandes artistas. ¿A quiénes, por ejemplo? -A Daddy Yankee, Don Omar, Tego Calderón, Julio Voltio, Franco El Gorila. Nosotros éramos más niños para aquel entonces, pero los escuchábamos y, como vi que también tenía el talento de poder escribir y componer, lo intenté hasta hacerlo más profesional, y así lograr todo lo que estamos haciendo hoy en día. ¿Por qué te gustó el reggaetón? ¿Qué tiene ese género que no tenga la salsa? -La salsa yo me la disfruto, porque nosotros somos rumberos, nosotros somos de Puerto Rico, nosotros somos boricuas y en Puerto Rico la salsa es algo bien tradicional. Pero el género del reggaetón me llama la atención, porque las letras que estaban cantando en aquellos entonces no eran tan fuertes, como las de ahora. ¿Fuertes, en qué sentido? -Palabras obscenas. ¿Esas letras obscenas no te gustan? -Puedo hacerlo, porque a los fanáticos me los gané por eso: por las palabras jocosas, de esas que llamen la atención. Pero no soy de estar utilizando tantas palabras obscenas en las canciones. Incluso, hay veces en que ninguna de mis canciones dice nada vulgar, aunque me refiera a la calle. Lo que pasa es que en el momento en que opto por el reggaetón, el género había evolucionado con Daddy Yankee y Tego Calderón, con una música más comercial pa que se escuchara en todas partes del mundo y no solo en Puerto Rico. Tú partiste haciendo un reggaetón maliantao con letras que le hablan a las pandillas. -Sí. Hablaba de lo que estaba sucediendo en los barrios, de las guerras de los narcotraficantes. Pues, yo soy un compositor que puede hacer un montón de cosas con mi mano. Puedo escribir algo romántico como puedo escribir algo que lo bailen. Puedo escribirte una vivencia o puedo escribirte un malianteo que hable de las cosas que nadie se atreve a decir. De verdad, me reflejo en todo lo que veo a diario de donde yo vengo. ¿De dónde vienes? -De Cataño que, como todos saben, es un pueblo con alta criminalidad. Es cosa de buscar en Google. Yo supongo que Cataño ha sido de los pueblos más sangrientos en la historia de Puerto Rico. Salir de ahí termina siendo una hazaña. Y yo he podido salir de ahí, he logrado todo lo que estamos logrando, y ser un ejemplo para la juventud. Eso significa que se puede, que no hay obstáculos, que no hay barrera, de dónde tú vengas no importa. Conozco muchas personas que juegan baloncesto superior nacional en Puerto Rico o que son boxeadores, como Félix Trinidad y Miguel Cotto, que vienen de barrios pobres como nosotros y se convirtieron en unas estrellas. Solo hay que tener un norte. EL MALIANTEO Entiendo que ya no quieres cantar sobre pistolas ni pandillas. -Sí, estoy tratando de cambiar lo más posible mis letras. No quito que voy a seguir haciendo rap y cosas de la calle cuando lo necesite, pero quiero demostrarle al pueblo que también puedo hacer otro tipo de música. Que no solo es lo negativo, sino que también puedo hacer cosas positivas. ¿Hacia dónde quieres apuntar? -Hacia un reggaetón más comercial, quizá más romántico... Tampoco me arrepiento, de verdad. Gracias a eso, estamos donde estamos y los fanáticos me aceptaron así. Realmente, hice lo que tenía que hacer pa que el mundo me escuchara. Y de donde vengo es eso lo que se vive. No estoy mintiendo en mis letras. Somos bien real con todo lo que escribimos e interpretamos pa que llegue al corazón del hombre, de la mujer, del ser humano, del niño, de los ancianos, de todas las personas. Yo soy bien real. Si te hablo algo de una dama en una canción, te voy hablar bien real como si fuera yo el que estuviera ahí. No me gusta vivirme la película de nadie. Yo soy, como decimos nosotros, el Al Pacino de Tony Montana. ¿Cómo es eso? -Montana es el personaje que sale en la película haciéndole daño a todo el mundo y Al Pacino es el ser humano que no hace nada de lo que Montana está haciendo, porque Al Pacino no es un asesino. Tampoco vamos hablar de todo, porque tenemos una ética y un código. No vamos a dar datos de otras cosas que se combinan con la música y terminan en una catástrofe. Yo he visto artistas que en su mejor momento han tenido problemas con la justicia. Pero si pudiera darle para atrás al tiempo y arreglar las letras, pues lo hubiera hecho. ¿Por qué cambiarías algunas letras? -A veces, como dicen ustedes, las letras mías han cuenteado a los niños y los han llevado a hacer cosas malas. En el fondo, se creían el cuento del bandido. Por eso, si pudiera darle atrás al tiempo, lo haría para que la juventud o los niños no quisieran imitar lo que nosotros hacemos. Porque en realidad esto es un personaje. ¿Es una pose de malo? -No sé si tan así. Porque lo que canto son vivencias reales. Yo me llamaba Juanka El Problematik cuando comencé mi carrera, pero ya no quiero que me conozcan así. ¿Por qué no? -Hoy en día ya evolucionamos. Ya se me estaba marginando en cuanto a entrevistas de televisión solo por el nombre. Obvio, porque usted se imagina en la televisión decir “hoy, a las nueve, entrevista con Juanka El Problematik”. Van a pensar que es un tipo problemático que peleará con todo el mundo. Por eso quiero cambiar. Ahora soy Juanka, el eslabón más grueso de la joyería, la pieza más costosa que al género le faltaba, la cadena que más brilla del imperio de las misiones. ¿Qué significa eso? -El imperio de las misiones vendríamos siendo mi equipo de trabajo y yo. Somos gladiadores de vida preparados para atacar en cualquier momento. Te digo gladiadores de vida, porque hemos pasado un montón de obstáculos y barreras para llegar hasta aquí. Y estamos preparados para atacar en cualquier momento. Somos personas que en silencio trabajamos, pero no traten de atentar con nosotros, porque atacaremos en cualquier momento y no importa donde sea vamos a abrir fuego. A cualquier artista que esté en contra de nosotros, o que quiera jugarnos mal, le pasamos por encima y lo demás es historia. Son cosa seria. -Pero todo esto te lo digo en cuestión lirica. Nosotros somos artistas y ya no tenemos que ver con cosas que estén pasando en el bajo mundo. SER UNA ESTRELLA ¿Quién te bautizó como El Problematik? -El Problematik viene de un compañero mío que en paz descanse, que está descansando en la gloria, con el que estudié en la escuela intermedia. Un día le cuento que me gustaba la música y, como él me conocía de mis tiempos de boxeador aficionado, me dijo que debía llamarme Problematik, porque yo era de esos muchachos que les decían algo y se ponían a pelear. A mí me impactó el Problematik, y quedó plasmado en todo mi barrio. Era un nombre bien controversial, un nombre que llamaba la atención. ¿Por qué dejaste de boxear? -Yo tuve 42 enfrentamientos y me fue bien, gracias a Dios. Estuve en campamentos de promotores de renombre, como lo es Don King, el promotor de Mike Tyson y de un montón de boxeadores de elite. Pero dejé el boxeo a la edad de 14 años. Mi última pelea fue en Estados Unidos, en New Jersey, y gané por nocaut en el segundo asalto. Y no seguí. Pasaron situaciones que le pasan a cualquier muchacho en la vida. Inconscientemente elegí otros caminos que no debía. No pude lograr nada, pues. Pero luego me enderecé y seguí el camino correcto. ¿Qué mal camino escogiste? -Como todo joven, uno se equivoca en la vida. Hubo caminos oscuros. Pero siempre supe que iba a ser una estrella. Incluso, a todas las personas que algún día me subestimaron, siempre les dije que iba a ser una estrella. Nunca les dije "yo voy a ser cantante". Yo sabía hasta dónde llegaba mi talento. Debe ser muy difícil competir en Puerto Rico, la cuna del reggaetón. -Muy difícil. Ahora mismo el reggaetón está en Chile. Pero la base es boricua. Nosotros lo inventamos y después el mundo decidió trazar nuestras líneas, y lo están haciendo cada uno de manera excelente. Cuando boxeabas, ¿ya estabas en la música? -No. Fue mucho después. La música me la puso Dios en el camino. Yo no cantaba ni en la ducha. En ningún lado. Había un muchacho que me recortaba el pelo que se llamaba “Valdo la Eminencia”, que pertenecía a la compañía musical Alqaeda. Y cuando “Valdo la Eminencia” me recortaba, nos poníamos a improvisar. Poníamos un ritmo y empezábamos a decir letras. Un día yo le canto algo a este amigo y él se queda impactado. Pasaron cinco segundos y no dijo nada. Él me hizo la conexión con Pacho, de Pacho y Cirilo, para que le muestre mis letras que eran en la onda del malianteao. Así partí. Luego le hice letras a otros reggaetoneros. No quiero dar nombres, pero le escribí a un montón de artistas que ahora están sonando, gente que grabaron conmigo y se hicieron famosos y conocidos, pero que antes de grabar conmigo no los conocía nadie. ¿Cómo ves tu futuro en el reggaetón? -Yo le pedí a Dios de rodillas que me cumpliera el sueño de ser cantante y el Señor, nuestro divino creador, me lo cumplió. Por ahí ya me doy por cumplido y me siento en deuda con el Señor. Ahora lo que quiero es convertirme en uno de los mejores artistas de todos los tiempos y estar entre los mejores cinco del género. Y estoy seguro que puedo hacerlo. Tengo 23 años, una carrera por delante y un talento que yo mismo sé que es increíble. Tengo una voz que no tiene nadie, un estilo que es único, que es mío y de nadie más. Y cada vez que me escuchan en una canción artistas de renombre, como Daddy Yankee, Coskulluela, Negro Flow, Alkapone, me dicen: “Juanka, tú tienes algo que no tiene nadie y es la voz tuya. Y cuando te retires vas a saber de lo que te estamos hablando. Tú te va a convertir en una historia, en algo grande”. Como otros reggaetoneros, no ocultas tu amor por las joyas y el bling bling. -Sí. Pero estas joyas, estas cadenas, han sido sudadas con el sudor de mi frente. Nunca digo el valor de las joyas, porque yo soy humilde y sé que hay gente pobre. Antes de ser músico no tenía nada. Mis vehículos, mis cosas personales para verme como artista y mis joyas se los debo al reggaetón. Y me gusta compartir. No soy egoísta. Me gusta que los míos sientan que “si yo soy grande, tú también eres grande”. Si yo tengo que ponerte diez cadenas pa que luzcas igual que yo, lo voy a hacer. No importa que no seas cantante, no importa lo que tú seas, yo lo voy hacer. Porque yo quiero que luzcas grande y digan “mira cómo se ven, parecen artistas”. Pero no vivo de apariencias. Todo esto lo tengo porque actualmente estamos en una posición que tú tienes que tener tu joya para que la gente sepa quién tú eres. Y te soy honesto: no me importa la joya. Esto es algo que va y viene. Y el día que Dios diga “Juanka, se acabó” y tenga que vender la joya para mantener a mi familia, lo haré. EL FRÍO Y GARY Juanka-El-Problematik-y-gary Siempre se ha acusado al reggaetón de ser machista. ¿Coincides? -Encuentro que tienen un poco de razón. Pero cuando el gobierno o alguien trata de censurar el género, no es factible. Tendrían que atacar a las novelas y las películas también. En las novelas se besan y los niños ven las novelas. En las películas de Scarface, de Terminator, disparan y hacen un montón de cosas. Y el reggaetón hace lo mismo. Pero, te soy honesto, no voy a engañarte, no me gusta hablar tan vulgar de la mujer. Pero la realidad del asunto es que a ellas les gusta. Porque si no les gustara, no lo escucharían. Y yo soy una persona que no juzga a nadie, porque cada uno escoge el camino de cómo buscar su dinero. Y nosotros le cantamos a todo tipo de público de mujeres, desde las luchadoras hasta, olvídese, las que van a las discotecas a bellaquear. ¿Qué te parece cuando dicen que el reggaetón es música de flaites? -Si creen que el reggaetón es así bien flaite pues escuchen a Tigresa del Oriente o a David Pumarejo. Hay gente que no le gusta, entiendo. Para los gustos, los colores. Pero, de verdad, que no todo es flaite. Tú oyes las canciones de Nicky Jam y no son canciones flaites. Porque para mí una canción flaite es decir: “ando vacilando con la joldan”, ¿me entiendes? Pero “conmigo querés hacer travesuras”, eso no es flaite. El flaite es el que canta pa la calle. Y yo lo hago, y es la parte que uno se disfruta. Algunos dicen que el reggaetón es una basura y que atonta a la gente. -Es triste, es triste. Nadie sabe las cosas que pasamos todos los días. Todas las veces que nosotros llorábamos, y lloramos actualmente. Hay veces que uno se siente súper frustrado. Por eso es triste que llamen a este género como basura cuando nosotros cambiamos este género. Para nosotros, como Daddy Yankee y todos los pilares el género, es triste que digan que es una basura el reggaetón cuando ha llenado tantas vidas y tantos corazones. Gracias al reggaetón los fanáticos pueden despejar la mente escuchando la música de nosotros. A lo mejor los que lo encuentran una basura es que no se lo han disfrutado o escuchan el bolero o son rockeros. ¿Te gusta el rock? -No, mami, a mí me encanta la salsa. Nosotros somos rumberos, venimos donde la salsa empezó a dar candela. Y al rock no le encuentro sentido, es una música que no me enseñaron en la escuela. Estás de gira en el país. ¿Qué te ha parecido Chile? -Me encanta. Pero el clima me mata, mucho frío, le falta calor. El clima de nosotros es trópico. Caliente muy caliente. Las mujeres son calientes. Los hombres también. La calor es en abundancia. Pero Chile para mí es mi segunda casa y lo digo con mucho orgullo. ¿Cómo fue que llegaste a Chile? -En mi página empecé a notar que la mayoría de las visitas venían de Chile. Y eso que no había radio que tocara mis temas. Vine a probar suerte y me invitaron a cantar al Caupolicán. La gente terminó coreando mi tema “Me eleva a las nubes”. Ahí me di cuenta que todo Chile se lo sabía. Hasta ese entonces los promotores chilenos no creían en nuestro proyecto. Hasta que le vieron los huevos al perro, como decimos nosotros, y dijeron “vente, yo quiero trabajar contigo”. Yo soy un artista que soné en la calle sin que nadie me metiera un dólar. Lo que me llena de orgullo, porque valieron la pena todas mis amanecidas y mis sacrificios. Ya me convertí en algo gigante, en un movimiento. Yo me considero que soy uno de los artistas más influyentes que ha pisado Chile. No le pongas... -Te explico: porque desde que yo llegué, todo el mundo se llamó Problematik. Tú buscabas en los instagram, en los facebook, y eran Problematik, Problematik, Problematik. Eso me hace inmensamente feliz. Estoy orgulloso también de haber conocido a estrellas como Gary Medel. ¿En serio? ¿Cómo lo conociste? -Él es fanático de mi música. Hace un tiempo, estaba aquí en Chile viendo la televisión y apareció Gary en su auto, bajando la ventana y escuchando una canción de fondo. Le pongo atención y resultó que era mi canción que dice “para que bailes sin ropa”. Quedé impactado. Pasaron los meses y un día me empieza a seguir en Instagram. Pensé que era un perfil falso. Pero no. A los segundos me deja un mensaje directo que decía “¿Cuándo estás por Chile, papá?”. Le respondí que pronto, que yo era fanático suyo y que sería grandioso que algún día pudiera sacarme una foto con él. Y él me dijo: “No, no, yo soy el que quiero compartir contigo, porque yo soy el que es fan tuyo”. Quedé impactado. ¿Por qué? -Es un ícono mundial, un semidiós para ustedes.Tú ves que Gary sale a todos los juegos y quiere dar el máximo. Yo estaba viendo el partido y chocó con un arco. Y yo dije guau. No existe un futbolista tan aguerrido y arriesgado como Gary. Es el guerrero, el Michael Jordan de Chile, porque no le tiene miedo a nada y juega hasta enfermo. A Michael Jordan se le rompieron las suelas de las zapatillas, siguió jugando y mira dónde ha llegado: todo el mundo tiene zapatillas de Jordan. Fue alguien que nació de barrio, como Gary y yo, y se transformó en el mejor jugador de la historia de la NBA. Con Gary se terminaron juntando hace poco. -Sí, la semana pasada. Cuando llegó a Chile después de salir bicampeones, me invitó a celebrar con su familia y sus amigos en una fiesta privada. Me enseñó su carro deportivo, sus motos, su casa y nos sacamos la foto. Para mí ese momento ha sido de los mejores en mi vida. JUANKA EL PROBLEMATIK EN VIVO Teatro Caupolicán, domingo 10 de julio, 17 horas. Preventas en Ticketek y en los puntos de ventas autorizados: Falabella, Cine Hoyts, Good Life y The Barrio.
Comentarios