astorga

“Es cierto. Insistió toda la tarde”, reveló este jueves el periodista Juan Manuel Astorga al contar en La Segunda aspectos hasta ahora desconocidos de la entrevista que le concedió José Piñera para el programa “El informante” de TVN. Según dijo el conductor, el economista quiso repetir la grabación, razón por la cual optó por aparecer antes y en vivo en Mega.

Consultado por la petición de Piñera, Astorga responde que: “le dije: voy a ser honesto, no sólo no puedo, no quiero. Durante los 20 primeros minutos hice todo mi esfuerzo para que se le quitara el berrinche y pudiéramos entrar en un debate de ideas y no de tonteras. Pero no podemos grabar de nuevo porque al entrevistado no le gustó. Le ofrecí, en cambio, si quería agregar algo al final del programa y no quiso, porque sentía que hacía el loco al mostrarse todo el programa con pataletas de “no voy a contar mis ideas”, y después contarlas igual”.

El periodista admite que cuenta esto a razón de que “si él rompió todos los pactos, no tengo por qué mantener en privado que el quiso grabar de nuevo el programa”.

Astorga dice que Piñera le pidió no hablar de su familia, no tener público y que el programa no fuera editado. “Por eso me sorprendió tanto que él quisiera grabarlo de nuevo, porque él estaba contraviniendo su propia exigencia”.

Al preguntársele sobre si se molestó con la actitud de Piñera, responde que no, y que sólo se critica que le faltaron un montón de contrapreguntas. “Nadie sentado en mi lugar habría sido más paciente. Respetuoso no había sido con mi equipo. El es mal educado (…) si pensaba que le íbamos a celebrar la Capilla Sixtina, estaba muy equivocado”.

Sobre el final, le preguntan si lo volvería a entrevistar: “De todas maneras. Lamento mucho que no haya respetado los acuerdos, que haya decidido ir a Mega y faltar a su palabra, porque el acuerdo era que esta entrevista era la primera”, contesta.