gonzalez

El gimnasta nacional, Tomás González, tuvo un buen desempeño en el final de salto de Río 2016, pero no alcanzó para medalla.

González ejecutó en primer lugar un salto Tsukuhara de 6,000 de dificultad. Mientras que su segundo intento fue un Yurchenko de 5,600.

En su primer salto recibió 15.375 de puntaje y en el segundo, que tenía una dificultad más baja que el resto de los competidores, logró: 14.900.

En total, la puntuación de Tomás fue de 15.137, resultado que lo dejó séptimo en la final de los Juegos Olímpicos en salto.

El gimnasta ya había avisado que sería muy difícil luchar por una medalla en una prueba en la que clasificó agónicamente en la octava posición con 15,149.

La medalla de oro en la final de Río 2016 la obtuvo el norcoreano Gwang Ri Se (15.691), la plata quedó en manos del ruso Denis Abliazin y el bronce fue para el japonés Kenzo Shirai (15.449).

Su apuesta para estos juegos estaba en la prueba de suelo, sin embargo, obtuvo una baja calificación y polemizó con los jueces por su puntuación, que no le permitió instalarse en la final.

“Espero que valoren este séptimo lugar del mundo, no saben lo difícil que es llegar acá y destacarse”, dijo el deportista tras su participación en Río 2016 y agregó “estoy muy orgulloso de estar acá y espero que todos los chilenos estén orgullosos”.

“No hay magia en el deporte. Saltamos todos súper bien. Vine a hacer mis dos saltos lo mejor posible. Nunca pensé ser tres veces finalista en Juegos Olímpicos”, declaró González.

“Por ahora me tomaré un periodo de descanso, iré evaluando paso a paso si llego a Tokio. No sé si lograré seguir cuatro años más. Hay que evaluar año a año”, comentó González respecto de si se proyecta a los Juegos Olímpicos de 2020.