REMENTERÏA A!

El vocero del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Óscar Rementería, interpuso una demanda por “violación de derechos fundamentales y discriminación” en contra del gobierno. Esto luego de ser desvinculado de su cargo en el Ministerio de Bienes Nacionales, según denuncia, por “motivos políticos”.

Según informa La Tercera, el dirigente, estampó la acción judicial el miércoles pasado en el Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago, tras ser despedido de dicha cartera, en la que se desempeñaba desde abril de 2015 como funcionario de la Secretaría Ejecutiva de la Coordinación Nacional de Informacion Territorial (Snit).

La demanda interpuesta por Rementería se dirige específicamente al Ministerio de Bienes Nacionales, al ministro Víctor Osorio y su subsecretario, Jorge Maldonado, a quienes acusa de haberlo desvinculado en “una represalia por motivos de opinión política”. Esto luego de que el dirigente emitiera una serie de comentarios en contra de la Presidenta Michelle Bachelet por la falta de anuncios en materia de igualdad de género en la última cuenta pública del 21 de mayo.

En la acción judicial el profesional agrega que eso sumado a su candidatura a vicepresidente de Amplitud, fue lo que gatilló su despido.

“La cuenta pública de la Presidenta Bachelet fue una completa omisión a las demandas de la diversidad sexual; por eso, este 4 de junio marcharemos para exigir cumplir con los compromisos de campaña”, sostuvo a través de su Twitter en esa oportunidad.

Rementería denuncia que dos días después fue “citado a una reunión con el Sr. Eduardo Brandau López, Jefe de la División Administrativa del Ministerio de Bienes Nacionales, quien me señaló que sería desvinculado del ministerio en los próximos días”.

“Es evidente que mi desvinculación laboral se ha debido a las expresiones de protesta civil que he efectuado y por mi participación directiva en el partido Amplitud. Hay una total coincidencia entre ambos hechos y mi desvinculación”, sostiene en su demanda, agregando que “las motivaciones que hay en esta represalia, vindicta y sanción laboral, son, sin dudas, castigarme por expresar una opinión política contraria a la del gobierno”.

El ministro Osorio por su parte negó tajantemente que la desvinculación del profesional se debiera a su posición política.

“Al momento de su contratación, durante este gobierno, ya teníamos conocimiento de sus opiniones políticas y de que tenía participación en un partido de la oposición. Por lo mismo, es absolutamente inverosímil que su desvinculación se haya producido por sus opiniones políticas”, sostuvo.

En esa línea, agregó que “su desvinculación tiene que ver con razones estríctamente técnicas, y como lo que él está aseverando es una falsedad, va a tener que demostrar que hay alguna influencia de sus opiniones políticas en la decisión que se adoptó”.