Manuel Tello: “Creemos en el arte como una forma efectiva de prevenir la violencia“

El exitoso proyecto, que completa su segundo año de ejecución interviniendo socialmente un grupo de colegios vulnerables de la comuna de Lo Prado, busca la forma de implementarse en otras comunas del país.

pequeñas armas

Desde que trabajó en la realización del documental Pequeñas Armas —que muestra la vida de niños y niñas que sufren las consecuencias del uso de armas por parte de otros menores con toda la carga de violencia que eso conlleva—, Manuel Tello, 48 años, realizador audiovisual, ha centrado su quehacer en el mundo de los márgenes. Hasta hace cuatro años, por ejemplo, participó en la realización de talleres en el Sename, donde les ensañaba a los adolescentes privados de libertad los secretos del mundo del video.

Ahora, su inquietud social lo tiene a la cabeza de un proyecto que interviene un grupo de colegios vulnerables en la comuna de Lo Prado. Él es el creador y el director de los Talleres Ponlecolor, instancia que alberga la fundación que él mismo creó y que lleva el nombre de su primer registro documental: Pequeñas Armas.

—¿Qué es Ponlecolor Talleres?
—Ponlecolor es un proyecto de innovación en intervención social dirigido a prevenir conductas violentas, delincuencia y narcotráfico en menores vulnerables de nuestro país. A través de la generación de obras de comunicación, los menores logran reflexionar y debatir en torno a valores, prevención y auto-cuidado. Creemos en el arte como una forma efectiva de prevenir la violencia. Es decir, cómo a través de estas herramientas logramos construir una comunidad más consciente de lo importante que es luchar contra la violencia.

Tello logró convocar para este proyecto a un grupo de destacados artistas: Marcelo Simonetti, en el taller de cuento; Mario Lagos, en arte; Alejandra Carmona, en video; Andrés Fuentes, en montaje, y Macarena Álvarez, en fotografía. Estos artistas asumieron el desafío de estimular un cambio en la formación de los menores en condiciones de desventaja, en su desarrollo de habilidades sociales, comunicacionales y valóricas. A ellos se suman el antropólogo Álvaro Bohme y las productoras en proyectos sociales Camila Bravo y Paloma Orrego, con los que el proyecto se desarrolla semana a semana en tres colegios de Lo Prado.

—¿Cuál es el aporte concreto del proyecto a la comunidad en la que está actuando los Talleres Ponlecolor?
—Pensamos que el aporte que realizamos en las comunidades donde desarrollamos el proyecto, consiste en el estímulo que logramos producir a los procesos de comunicación entre miembros de una misma comunidad, generar entornos de diálogo, debate y reflexión sobre violencia y delincuencia, en grupos donde poco se estimula la construcción de proyectos en equipo. Ponlecolor es una iniciativa que favorece la comunicación a través de la creación colectiva o individual de piezas audiovisuales, cuentos cortos, murales, animaciones o fotografías. En talleres semanales, enseñamos a reconocer y comunicar a niños y niñas en etapa de formación escolar sus propios problemas y a ser parte del cambio y solución de los mismos.

pequeñas armas 02

—¿Existe la idea de replicar esta experiencia en otras comunas de Santiago o de Chile?
—Lamentablemente, como sociedad no hemos podido velar por los derechos de nuestros niños y niñas. Esto ha creado un entorno desfavorable para la formación de valores en múltiples comunas y regiones de nuestro país. El proyecto se propone desde su estructura como una intervención que necesita ser replicada en otras comunas y regiones del país, como también lograr continuidad en el tiempo de intervención en las comunidades donde logra instalarse. Por tanto, parte fundamental del proyecto es avanzar generando experiencias de prevención en varias comunidades a la vez e idealmente por varios años, porque se trata de cambiar destinos de vida a través de la creatividad, la comunicación y el desarrollo de la autoestima, lo que no es nada fácil para muchos niños y niñas de nuestro país.

—¿De qué manera gestionan recursos para dar vida a un proyecto como éste?
—El proceso de concretar el proyecto ha sido difícil, sólo la perseverancia y convicción de hacer lo correcto ha logrado que esta iniciativa se desarrolle. En sus primeros años de manera auto-gestionada, durante su tercer año de producción ya con resultados visibles en sus logros, comenzó a encontrar respaldo, es así como desde el año 2015 es reconocido como un proyecto destacado de prevención. Actualmente es financiado por el Estado a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito, donde es considerado un proyecto emblemático en innovación a la prevención. Hoy el proyecto cuenta con acuerdos de colaboración con el Museo Nacional de Bellas Artes, con la Asociación de Pintores y Escultores de Chile y con la empresa de postproducción audiovisual Rotundapost. De cualquier manera, seguimos avanzando y buscando nuevos acuerdos con aquellas empresas e instituciones que consideren el problema de la delincuencia infantil como una responsabilidad propia y no solo como un problema ajeno que se endosa al gobierno de turno.

The Clinic Newsletter
Comentarios