bachelet-a1

“Hasta ahora, hay mucho sexismo y machismo, tú crees que la sociedad ha mejorado mucho, pero sigue, “Ay no, ella es débil”, porque no le gritas a alguien y le dices malas palabras” , dijo la Presidenta Michelle Bachelet, sobre las situaciones sexistas que vivió al convertirse en un personaje político, recordando además que le decían “la gorda”.

“Claro, yo era la gorda. (…) Siempre hablan de quién me da las ideas, y aún hoy como presidenta”, agregó. 

La mandataria dijo que algunas mujeres líderes se disfrazan de hombres, “pero tú tienes que respetar tu propia manera de liderar”. Bachelet, en plena conferencia en el Centro de Estudios Wilson Center de Washington, dijo que muchas veces ha sufrido el sexismo que enfrenta ahora Hillary Clinton.

Sobre la destitución de Rousseff, la presidenta opinó que no le gustó y calificó diciendo que fue más fácil de llevar a cabo porque se trató de una mujer y no de un hombre.

“Yo soy muy buena amiga de Dilma. Me gusta. La llamo. La Constitución de Brasil lo permite (la destitución), así que en términos de legalidad no puedo decir nada. Pero no me gusta lo que pasó, eso es todo lo que puedo decir”, dijo.