kast

“Siempre que se trata de hacer educación sexual en la sociedad chilena hay gente que trata de impedirlo, (pero) esta vez no lo van a lograr, no nos vamos a asustar”, fue la reacción de la alcadesa de Santiago, Carolina Tohá, luego de que el senador Manuel José Ossandón esbozara la primera crítica del sector conservador de la sociedad chilena por el libro que lanzó el municipio “100 preguntas sobre la sexualidad adolescente”.

Ossandón indicó que “ese libro lo que hace es demostrar técnicas de iniciación a la sexualidad a niños con técnicas de adultos”. Del mismo, apuntó a que “para mí, el sexo anal, como dicen, no es sexo. Eso es otra cosa. Yo no sé si están tratando de meter alguna ideología o algo”.

Pero, tal como lo dijo Tohá, siempre hay gente, y como era de esperarse, Ossandón no era el único.

Tras la arremetida del exalcalde, fue el diputado y ex UDI, José Antonio Kast, quien salió a fustigar la iniciativa.

“Más que una crítica al libro en particular, tengo una crítica a la filosofía que está de fondo: por medio del Estado, de la Municipalidad, de las organizaciones sociales financiadas por el Estado, se está buscando intervenir la sociedad y reemplazar a los padres. Con este libro se fomenta la cultura de la sexualidad y se promueve la liberalización”, dijo el parlamentario al Publimetro.

“Todos los contenidos me generan ruido, no porque le tenga miedo al sexo o porque sean temas que no se deban hablar, sino que porque no le corresponde al Estado meterse en la cama de los chilenos ni forzar a los adolescentes a adelantar su sexualidad”, aseveró.

La economista de Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes, si bien no comentó nada de motu proprio, sí retuiteó “Excelente entrevista de a propósito de “.

De acuerdo a lo que consigna El Mostrador, desde la propia alcaldía, emanó una crítica del concejal UDI, Carlos Kubick. “Esto es netamente una política de la alcaldesa Tohá”.

“A mí el libro me parece que está totalmente descontextualizado. Tiene una visión del sexo, del acto sexual totalmente desligado de lo que son los afectos y los sentimientos”, agregó,

Otro que habló fue el abogado Claudio Alvarado, subdirector del Instituto de Estudios de la Sociedad, declaró que “mi impresión es que es otro ejemplo más de lo desorientada que esta cierta izquierda”.

Pese a que tiene una visión bastante menos conservadora que el sector al que está ligada, ahora sólo por ideas, la ex RN, Karla Rubilar, también se quejó del texto.

“Valoro el esfuerzo que hace la Municipalidad de Santiago, en el sentido de entregar herramientas que permitan a los más jóvenes, conocer detalles respecto de un tema que siempre ha generado controversia. Yo no soy de aquellas personas que esconden la cara o se avergüenzan para hablar de sexualidad. Creo firmemente en una educación sexual que forme e informe“, señaló la parlamentaria. Sin embargo, no puedo sino manifestar mi rechazo a la mala redacción que aparece en la página 77 de esta publicación, donde se pregunta si una niña de 6 u 8 años puede quedar embarazada si tiene relaciones. Un acto de esas características, derechamente, es abuso sexual infantil. Y cualquier otra redacción, distorsiona una realidad dramática contra la que luchamos fervientemente”.