voto

Cuando quedan sólo ocho días para las elecciones municipales del próximo 23 de octubre, los cambios de domicilio electoral que afectan a cerca de medio millón de chilenos que no podrán votar en sus comunas, sigue sin solución. Mientras desde el Servicio Electoral acusan al Registro Civil de ser el responsable de mayor cagazo con el padrón que se haya visto, desde La Moneda evalúan aprobar una ley corta que modifique la Constitución para enfrentar el problema.

Según consigna hoy La Tercera, luego de que ayer el presidente del Servel, Patricio Santa María, enviara los antecedentes que maneja su servicio al Ministerio Público y confirmara que serían 485.008 los electores afectados, el Gobierno comenzó a sondear la voluntad política entre los partidos para legislar una norma exprés que permita, por ejemplo, abrir una tercera urna por mesa o una mesa especial de votación en cada local.

El presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), confirmó su disposición de citar una sesión especial en sala a primera hora de este lunes 17 si es posible, justo en una semana que es distrital.

Por otro lado, este sábado el Ministerio del Interior convocó una reunión de emergencia entre el comité político y el consejo directivo del Servel para dar con una solución rápida al asunto, que según expertos, podría afectar el resultado de las elecciones en diversas comunas del país.

“Hemos tomado contacto con el consejo del Servel para pedirles una propuesta que nos permita dar una solución efectiva a los ciudadanos que puedan verse afectados por un eventual registro erróneo de su domicilio electoral”, expresó el ministro Marcelo Díaz este viernes.

Con todo, de llegar a alguna fórmula para dar solución al problema, tanto la Cámara como el Senado tendrán que legislar rápidamente para que la ley pase a su revisión en el Tribunal Constitucional.