Los apitutados de siempre: La doble pega de los concejales de la capital

Los concejales siempre se han autodenominado los parientes pobres de la política, razón por la que están autorizados legalmente a trabajar en otros municipios. Hace dos años sus sueldos, sin embargo, aumentaron el 30%, ganando hoy alrededor de 710 mil pesos, más el bono de asistencia a los concejos. Según datos proporcionados por transparencia al menos el 60% de los concejales activos en la región metropolitana ha trabajado en otros municipios durante los últimos 10 años, la mayoría con jornada completa y horas extras, percibiendo hasta cuatro veces su sueldo de concejal.

Los-apitutados-de-siempre-grafico1_1 Según la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades los concejales pueden trabajar como funcionarios en otros municipios e instituciones. Su cargo, en rigor, no requiere completa exclusividad sino cumplir con la tarea de fiscalizar la labor del edil, aprobar o rechazar concesiones, permisos, licitaciones y el presupuesto de la municipalidad. De acuerdo a datos obtenidos por transparencia, actualmente el 60% de los concejales activos de la región metropolitana ha trabajado en otros municipios durante los últimos diez años. Desempeñándose como trabajador a contrata, planta y honorario en labores que van desde auxiliar de aseo hasta administrador municipal. Esta situación, respaldada por ley, busca complementar la dieta de los concejales, que ha sido por veinticuatro años la más baja de los cargos elegidos por votación popular. Sin embargo, hace dos años el sueldo de los concejales aumentó progresivamente eñ 30%, es decir, si antes percibían mensualmente 12 UTM, ahora reciben 15,5 o sea, 712.000 pesos por asistir a las tres sesiones obligatorias del Concejo Municipal. A esto se le agrega un bono de 356.500 pesos por asistencia a los concejos, entregado en enero de cada año. -Es normal que muchos colegas tengan un segundo empleo en el sector privado o público, si la dieta de concejal es un décimo de lo que gana un parlamentario. Aunque claro está, el foco debe estar en el municipio donde el concejal fue electo- dice Ariel Ramos, presidente de la comisión nacional de concejales de Chile. Aunque se han autodenominado el pariente pobre de la política, de acuerdo a los datos obtenidos por ley de transparencia, el 65% de los concejales que han trabajado en otros municipios en los últimos diez años, ha ganado mensualmente entre 1.000.000 y 4.500.000 de pesos. Entre los concejales más acaudalados en la última década se encuentra Patricio Marcelo Lazcano Silva (RN), quien fue concejal entre 2008 y 2012 en la comuna de San Joaquín y se desempeñó como asesor jurídico, de manera paralela, en el municipio de Santiago ganando mensualmente 4.343.677 pesos, incluyendo más de 1.639.163 pesos por concepto de horas extras, que según la información de transparencia activa de la municipalidad de Santiago, eran habituales. Los antecedentes laborales de Lazcano lo destacan como director jurídico de la Municipalidad de Lo Barnechea, además de abogado en el municipio de La Reina durante el 2013. Ejerciendo las mismas labores en Ñuñoa, La Florida y Santiago. También como abogado de la Asociación Chilena de Municipalidades y del Gobierno Regional Metropolitano durante el 2013. Mientras era concejal en San Joaquín, el año 2010, boleteó a SQM un total de 12.241.122 pesos. Los-apitutados-de-siempre-grafico1_2 Lo sigue Regina Aste Hevia (RN), concejal activa en Las Condes y quien desde 2013 trabaja como subdirectora de recursos humanos en la municipalidad de Vitacura, percibiendo un sueldo de 3.610.180 pesos, a los que se le suman 1.405.100 pesos por las 110 horas extras trabajadas durante el mes de septiembre, es decir, Regina recibió el mes pasado siete veces la dieta que le corresponde como concejal. Es importante señalar que el 61% de los concejales activos en la Región Metropolitana trabaja en jornada completa, cumpliendo horario de 8:30 a 17: 30, en sus respectivos trabajos. Con esta cantidad de carga laboral, es válido cuestionarse en qué momento se dedican a la tarea para la que fueron elegidos de manera popular. Las coaliciones políticas también han visto en esta doble posibilidad laboral, la oportunidad para repartirse la torta municipal. Renovación Nacional es con el 37,3% el partido que ha tenido mayor presencia de concejales contratados en otras comunas durante los últimos diez años. Esto no es coincidencia si, además, los municipios liderados por alcaldes RN son quienes han contratado a más concejales de su partido durante su período. -Aún no se ha encontrado una solución para regular los convenios que favorecen alianzas políticas entre municipios. A veces un alcalde le pide a otro que contrate ciertos concejales en su municipio, esto se traduce en falta de independencia en la labor del concejal y debiera ser denunciado y revisado por la Contraloría- agrega Pepe Auth, experto electoral. Más horas de viaje que de Concejo Los-apitutados-de-siempre-grafico2 En una ajustada situación se encuentran los concejales de otras regiones que desempeñan labores administrativas en municipalidades de la Región Metropolitana. Este es el caso de Juan Flores Olivares, receptor en el Tercer Juzgado de Policía Local en la municipalidad de La Florida, quien además es concejal desde 2008, en Nogales, región de Valparaíso. Migró desde la quinta región, asegura, cansado del trabajo de agricultor. Llegó hace 21 años a La Florida a la casa de una tía que tenía un almacén, ingresando al municipio por un reemplazo el año 1995 y permaneciendo allí hasta el día de hoy. “La vocación por el servicio público me motivó a ser concejal en Nogales”, cuenta Flores. Su trabajo a tiempo completo en La Florida y sus labores como concejal en la quinta región, lo obligan a viajar tres horas de ida y vuelta en bus. Los días miércoles, Juan se toma el día para asistir al Concejo Municipal. -Es muy difícil compatibilizar el trabajo con la tarea de ser concejal, porque no puedes estar todo el tiempo enfocado en eso. He logrado organizarme, pero sin duda es un aspecto que se debe regular, quizás darle más atribuciones y obligaciones a los concejales, para que sea un cargo de dedicación exclusiva- explica Juan. Luis Oliva González, fue concejal en Puyehue, en el período de 2004 - 2008, trabajando simultáneamente como asesor técnico y jurídico en el municipio de Puente Alto, entre 2007 y 2008, por lo que para asistir al Concejo Municipal en la Región de Los Lagos, debía recorrer 952 kilómetros. Esto es posible debido a que la ley 18.695 y la Contraloría General de la República, contemplan doble beneficio para los concejales: por un lado, que se les otorguen los permisos necesarios para asistir a las sesiones del concejo municipal y, por otro, que el tiempo de ausencia autorizada de sus labores habituales producto de esos permisos, se entienda como trabajado lo que implica que se trata de permisos con goce de remuneraciones. Doble pega, ¿dobles intenciones? Los-apitutados-de-siempre-grafico3 La posibilidad que tienen los concejales de trabajar, simultáneamente, en diferentes municipios ha posibilitado que los representantes puedan manejar y trasladar datos de una comuna a otra. Con esto, se abre una puerta que no se ha regulado en la ley. Tal es el caso de Carlos Richter (RN), concejal en Maipú durante el período 2008 y 2012. Durante ese tiempo, se desempeñó como asesor en planes de desarrollo comunal a honorarios en Cerro Navia y Colina. Servicios que, de acuerdo a la investigación llevada a cabo por la Fiscalía Metropolitana Occidente, jamás fueron prestados por Richter, quien además enfrenta cargos por asociación ilícita entre Cerro Navia y Maipú. Haber votado a favor de KDM en la licitación para la disposición de basura y su amistad con Marcelo Torres, sindicado como uno de los miembros de la supuesta asociación, actual concejal en Maipú y ex administrador municipal en Cerro Navia, lo vincularon al fraude en el denominado “caso basura”. -Esto se debe a que los organismos fiscalizadores internos de cada municipio no cumplen su labor. La responsabilidad es del jefe del servicio, es decir del Alcalde, es éste quien debiera asegurarse que los servicios fueron efectivamente prestados- aclara Rodrigo Barrientos, abogado de la Asociación Chilena de Municipalidades. Para evitar el tráfico de contratos e información, España reguló la situación de los concejales, dándole exclusividad a la función política que deben cumplir, aumentando el nivel de atribuciones y deberes del Concejo. “En Chile tenemos una situación intermedia, donde el concejal es un representante del pueblo, un fiscalizador, pero solo asiste a un par de asambleas. Por otro lado, en modelos como España y Suecia, los concejales forman parte del equipo de gestión del alcalde, son parte del equipo de dirección de la municipalidad, y por lo tanto la dedicación es a tiempo completo”, explica Pepe Auth, experto electoral. Los-apitutados-de-siempre-grafico4 Este tipo de irregularidades no es la única para la que se presta la doble pega de los concejales. Alejandro Vargas González (DC), actual concejal en la comuna de Conchalí, y Marcelo Torres Ferrari (RN) concejal activo en Maipú, tuvieron el cargo de administrador municipal en Quinta Normal y Cerro Navia, respectivamente. Paralelo a su condición de concejal. Esta situación se encuentra fuera de la norma, puesto que la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades explicita que: “El cargo de administrador municipal será incompatible con todo otro empleo, función o comisión en la Administración del Estado”, lo que al parecer no fue objetado por la Contraloría de la República en la declaración de bienes anual. -Es un sistema que ya topó límites. Es necesario reformar la ley de municipios, adaptarnos a las necesidades y regulaciones de la época, en ese contexto, resulta mucho más adecuado el modelo español de involucramiento en la gestión- agrega Auth. Los-apitutados-de-siempre-grafico5 The Clinic envió solicitudes de información pidiendo a cada municipalidad de la Región Metropolitana, saber cuántos concejales de otros municipios desempeñan o han desempeñado servicios en su municipalidad y la calidad jurídica en que lo hicieron. Conchalí, La Granja, La Reina, Lo Espejo, Lo Prado, Quilicura y San José de Maipo afirmaron no contar con los datos requeridos.
Comentarios