bob dylan-efe

“La noticia del Premio Nobel me dejó sin habla”, le dijo el músico a la secretaria de la Academia, Sara Danius.

Dylan guardó silencio por semanas después de que se diera a conocer su nombre como ganador del Nobel de literatura. La Academia sueca se lo estaba tomando a la personal. No entendían qué estaba pasando con el cantante y se rumoreaba que él no estaba ni ahí. Uno de los miembros de la comisión habría calificado este gesto como “arrogante y de mala educación”, según La Tercera.

“¿Si acepto el premio? Por supuesto”, respondió. “Agradezco mucho el honor”,  expresó el intérprete de Blowin in the wind.

Desde la Academia remarcaron que Dylan ha “creado nuevos modos de expresión poética dentro de la gran tradición de la música estadounidense”, y compararon sus versos con los de Homero. Dylan dijo que sí, expresó que algunas de sus canciones como “Blind Willie, The Ballad of Hollis Brown, Joey, A Hard Rain, Hurricane, y algunas otras, son de valor homérico”.

“Los académicos deberían saber. Realmente no estoy calificado. No tengo ninguna opinión”, dijo el cantante y pintor sobre el significado de sus letras. “Voy a dejar que otras personas decidan lo que son”, enfatizó.

Dylan, el pintor

Desde los años 60’s, Bob comenzó a incursionar en el mundo de la pintura. Su primera exposición individual la realizó el 2007 en un Alemania y no paró. Su nueva y cuarta muestra será la próxima semana en la capital del Reiino Unido y se llamará “Beaten path” (fuera de lo común), en la galería Halcyon. Ahí exhibirá sus obras hechas en acrílico y acuarela.

Sin embargo, el músico hace un diferencia entre escribir canciones y pintar:  “Hay una cierta intensidad al escribir una canción y hay que tener en cuenta qué está escribiendo, por qué y para quién”. El ganador del Nobel dice que las pinturas pueden ser creadas con fines propagandísticos, mientras que las canciones no.

Lo que se viene

“Me gustaría conducir un coche de carreras en la pista de Indianápolis”, respondió el cantante cuando se le preguntó por las cosas que le faltaban por hacer.

“Me gustaría patear un gol de campo en un partido de fútbol de la NFL. Me gustaría ser capaz de golpear una pelota de béisbol a cien millas por hora. Pero usted tiene que saber su lugar. Puede haber algunas cosas que están más allá de sus talentos”, añadió.