Pablo Longueira

Alardeando de que en diciembre de 2014 ya sabía que el escenario político en Chile sería de una contienda presidencial entre los expresidentes Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, el exsenador y excandidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira hizo un análisis político en una entrevista con el diario El Mercurio.

Y lo hizo a cuatro meses de cumplir con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno, tras ser formalizado por presunto cohecho y delitos tributarios en la arista royalty del Caso SQM. En ese contexto, el también exministro dice haber renunciado a apelar a su medida cautelar. “Le he dado instrucciones a mi abogado de que vamos de inmediato al fondo. Además, dormir en mi casa no lo considero un castigo”, dice bromeando, según la publicación.

Longueira dice sobre su situación judicial que cada vez le destina menos tiempo y que la ha dejado en manos de sus abogados. “Nunca imaginé que viviría una persecución política de esta envergadura. En mis 35 años de servicio público nadie se atrevió a proponerme algo indebido. No sé cómo la fiscalía o los Tribunales me pueden terminar acusando de algo que nunca ocurrió. Tengo la tranquilidad de conciencia más absoluta de mi inocencia. Ya llegará el tiempo en que me referiré extensamente sobre lo que he vivido”, señala.

Además, dice tener muy claro en qué escenario volvería al servicio público, pero que no los mencionará porque no se anda ofreciendo.

Y consultado sobre la desacreditación de su imagen, el excandidato presidencial UDI señala: “De manera muy simple: mi inocencia será absolutamente demostrada al final de este proceso, de manera que tengo absoluta confianza en el trabajo profesional que están llevando a cabo mis abogados”.

Finalmente, en la entrevista se refiere extensamente al momento político del país, augurando que Guillier se bajará para dar paso a la contienda Piñera vs Lagos y dándole un espaldarazo al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, luego de la fallida negociación con los funcionarios públicos. “No se le puede quitar el piso a un ministro de Hacienda responsable”, dice.