Nelly Díaz

La Segunda hizo un sondeo entre los dirigentes gremiales, luego de que se revelara que el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, maneja un BMW de casi 60 palos.

De los consultados, el líder de los trabajadores del Cobre, Raimundo Espinoza, no quiso responder, mientras que la presidenta del gremio del Registro Civil, Nelly Díaz, contestó al callo, en su estilo.

“No tengo auto. ¿Y eso es importante?” prorrumpió Díaz.

La mujer de hablar franco dijo además que: “Tengo un matrimonio, y mi marido tiene una camioneta anterior a 2012. Vivo a expensas de mi marido y no tengo un sueldo de 5 millones, como podría tenerlo Esteban Maturana. Mi marido necesita el vehículo para trabajar, porque es gasfiter, y se desplaza en él”.

Quienes contaron que sí tienen un auto fueron Bárbara Figueroa de la CUT, Raúl de la Puente de la ANEF, y Jaime Gajardo del  gremio de los profesores. La primera contó que posee un Corsa del año 2010; De la Puente, un Samsung de 2008; y Gajardo, un Kia Río de 2011, que sostuvo es de la asociación.

La matrona Anita Román, al igual que Díaz, aseveró que anda a pata.

La información original acá.