Roma Lazio EFE

Un lamentable hecho ocurrió esta tarde en Italia luego del clásico de Roma entre los dos clubes más populares de la ciudad (la Roma y la Lazio) luego de que el jugador bosnio de los celestes, Senad Luliz, dijera que uno de los jugadores romanistas originario de Sierra Leona “vendía calcetines y cinturones” hace dos años.

“Rudiger habló demasiado antes del partido. Hace dos años estaba en Stuttgart vendiendo calcetines y cinturones y ahora se cree un fenómeno”, dijo Lulic apenas terminado el partido en que cayeron por 2 a 0 ante el equipo de Francesco Totti.

Tras la polémica, Lulic pidió perdón pero con otra polémica frase. “No quiero hablar más. Puede que en caliente se digan cosas que no deberíamos. ¿Pedir perdón a Rudiger? Está bien, los blancos también venden calcetines”, dijo a la Gazzetta dello Sport sobre el internacional alemán, nacido en Berlín pero de madre de Sierra Leona.

Sin embargo, desde la Lazio pidieron disculpas a nombre del club diciendo que lo que dijo Lulic “son palabras dichas en caliente por un jugador luego de haber perdido un derbi. Es una polémica que sobrepasa los límites y que viene por unas palabras dichas anteriormente por Rudiger. Pero queremos que la Lazio sea un modelo de corrección”, dijeron.