Aborto 2 A1

La revista de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia destaca a Uruguay como el segundo país a nivel mundial, después de Canadá, con la menor tasa de mortalidad femenina a causa de abortos.

Según el estudio, la baja se debe a la legalización de la interrupción del embarazo, aprobada el 20 de octubre del año 2012. “Uruguay presentó una drástica disminución de su mortalidad materna en los últimos 25 años. Según los datos de OPS–OMS, Uruguay se encuentra en el segundo lugar entre los países con la menor razón de mortalidad materna en la región (14 por 100.000 nacidos vivos), después de Canadá (11 por 100.000)”, afirma la revista, agregando que el componente más importante de la mortalidad materna en el país charrúa era precisamente el aborto inseguro, en la década de 1990.

El mismo estudio afirma que, entre 2011 y 2015, el aborto pasó de ser el culpable del 37,5% de las muertes de mujeres madres, a solo un 8,1% de éstas. Vale recordar que la despenalización de la interrupción del embarazo había sido aprobado en 2008, pero fue vetado por Tabaré Vásquez -actual presidente en su segundo periodo. Así, cuatro años después, se volvió a legalizar.

En Uruguay el aborto consiste en un proceso asesorado por más de un profesional de la salud y también considera la objeción de conciencia para los médicos que, por principios, no deseen realizar el procedimiento -según el medio uruguayo República, ésta ronda el 30% de los casos.

Primero acuden al médico que realizaría el procedimiento para revisar ecografía, edad gestacional y tomar exámenes de sangre. Luego, debe asistir por obligación a la consulta interdisciplinaria, que consiste en un ginecólogo, psicólogo y asistente social que asesoran sobre las opciones ante el embarazo no deseado e informan sobre el lapso de reflexión propuesto por la ley que es de mínimo cinco días.Pasadas estas interconsultas, la embarazada debe dirigirse por tercera vez al ginecólogo para expresar su voluntad final. Si, en definitiva, desea abortar, se inicia el procedimiento estipulado en la Guía Técnica del Ministerio de Salud