La Contraloría General de la República decidió objetar los estatutos que regulan el funcionamiento de las universidades estatales de Aysén y O’Higgins, todo esto a sólo dos meses de implementadas.

Según consigna La Tercera, el organismo sostuvo su determinación en que ciertas disposiciones “no se ajustan a derecho. En este punto ponen sobre la mesa la carencia de precisión en la remoción del rector y una falta de estructura administrativa del tema presupuestario de dichos planteles.

El Ministerio de Educación (Mineduc) indicó que “el Ejecutivo subsane las observaciones formuladas y reingrese los estatutos para la toma de razón de Contraloría”, que se llevaría a cabo próximamente.

Vale decir que el rector de la Universidad de O’Higgins, Rafael Correa, manifestó que la cartera que encabeza la ministra Adriana Delpiano debe arreglar los atados que puso la Contraloría. Pese a ello, dijo que “esto no afectará en absoluto la operación de la universidad durante 2017. Todo seguirá exactamente igual para los alumnos”.