El famoso cantante británico asistió al sorteo para la nueva fecha de la Copa Escocesa en la televisión y se dedicó a puro firulear en pantalla.

El intérprete de Forever Young llegó cagado de la risa al set donde se definían los rivales de la Copa y se puso a tontear sacando las bolitas con los números de cada equipo.

Al final del video además no pescó al presentador y lo dejó con la mano estirada, alimentando aún más los rumores sobre la embriaguez del cantante en vivo y en directo.