La fuerte emergencia por los incendios forestales que han azotado a distintas zonas del país cobró una nueva víctima.

Se trata de un voluntario del Cuerpo de Bomberos de Ñiquén, Región del Bíobío, quien golpeó un árbol tras ir manejando un camión aljibe.

Según consigna T13, el comandante de Bomberos Metropolitano Sur, Alex Alarcón, sostuvo que “ya tenemos a dos ángeles mirándonos desde arriba”.

La muerte de esta persona se suma al sensible fallecimiento del bombero Hernán Avilés, quien se transformó en uno de los mártires de la catástrofe tras intentar salvar a una familia atrapada en una casa.