Tom Parson, el gringo que se encuentra en Chile pilotando el SuperTanker para aportar en la lucha por los incendios forestales que han remecido al país, aseguró que la situación actual es compleja, por lo que se requiere mucha más ayuda de todos.

En conversación con El Mercurio, Parson sostuvo que “la situación es muy mala, hay mucho fuego y malas condiciones… Obviamente necesitamos más aviones”.

En esa línea, el profesional estadounidense afirmó que Chile requiere de aviones con un mayor tamaña para estar preparados como país ante posibles emergencias de este calibre.

“Estuvimos en Israel y en algún minuto ellos tuvieron 1.600 incendios ardiendo (…) En EE.UU. hemos trabajado en temporadas de incendios muy dañinas, pero esta es realmente mala. No vemos esto muy seguido”, admitió.

Por su parte, otro miembro de la tripulación de la aeronave, Marcos Valdez, comentó que “el desafío era la geografía y ahora lo es el clima”.

Por su lado reconoció que “la visibilidad es baja y hay mucho humo; cuando hay demasiado no es seguro para ninguna nave”.

El foco en estos momentos, dijo, es obedecer las órdenes de la Conaf y asegurar el cuidado de las personas.