De los 55 años de vida que tiene el colegio Andrée, 35 han transcurrido en el inmueble ubicado en la comuna de La Reina (Príncipe de Gales esquina Vicente Pérez Rosales), situación que podría cambiar, generando un remezón para la comunidad de los llamados Andreínos.

Según cuenta una crónica de La Segunda, el establecimiento particular enfrenta una demanda de parte de dos de los dueños de los terrenos que arrienda desde el año 1982.

Rosemarie y Tatiana Hares Massouh presentaron un escrito de término de contrato de arrendamiento, esto por el no pago de rentas e incumplimiento del contrato. Además, solicitan una indemnización por perjuicio de 1.037 millones de pesos.

“De 2014 a la fecha se acreditaron continuos y graves incumplimientos contractuales por parte del colegio”, se lee en la demanda.

Los dueños de los paños afirman que no se ha pagado el reajuste de 3% del contrato vigente entre los años 2011 a 2016.

“En el contrato se pactó un renta mensual de 458 UF y al inicio de cada periodo anual siguiente durante toda la vigencia un reajuste a la renta de 3%, el que fue aplicado en un comienzo, pero que arbitrariamente fue dejado de aplicar por el arrendatario, generando perjuicios económicos de reajustes adeudados por más de 13 millones de pesos”, dice la demanda.

El texto sostiene además que el colegio eliminó el cercado del terreno, uniéndolo al camino público, y cambió de manera unilateral el uso de suelo del Plan Regulador.

Las hermanas no se refirieron personalmente al asunto, mientras que desde el colegio indicaron que una vez que los directivos vuelvan de vacaciones podrían realizar una declaración al respecto.