Una crónica del diario La Segunda dio a conocer nuevos antecedentes acerca del bullado caso que tuvo lugar el pasado 8 de febrero en una farmacia Salcobrand de Providencia, cuando -tal como lo muestran dos videos subidos a la redes sociales- una mujer en aparente estado de ebriedad profirió ordinarios y racistas insultos a una dependiente extranjera del local.

Según la versión del vespertino, en su denuncia la brasileña de 31 años -y de iniciales B.C.G.P.- contó que todo partió cuando se dirigió hacia la agresora, identificada como M.E.A.V., luego de que el guardia del local le alertara que trataba de esconder unos productos en su cartera.

Ahí fue cuando la mujer de 40 años comenzó a lanzarle un rosario completo (lo que se ve en las grabaciones), además de escupirla sin asco.

“Seguramente abre las piernas para que cuando uno se lo mete”, “weona” y “váyase a su país” fueron algunas de las frases que la mujer le enrostraría a la trabajadora.

Como consecuencia del ataque la farmacéutica brasileña y su compañera venezolana tuvieron que pedir ayuda de profesionales. La primera de ellas se encuentra con licencia, mientras que la segunda sigue en labores, pero con ayuda sicológica.

El presidente del sindicato de interempresas de Químicos Farmacéuticos de Salcobrand, Guillermo Orellana, cuenta que este tipo de situaciones lamentablemente se ha hecho habitual en estos establecimientos.

“Les suelen decir ‘oye, tú no eres chileno, andate para tu casa”, asevera.

“No existe una política de protección de parte de la empresa. Estamos indefensos”, dice.