A Pep Guardiola le está resultando dejar a Claudio Bravo en la banca, ya que el Manchester City con Willy Caballero en el arco le ganó al Mónaco por 5-3.

El entrenador catalán optó por el argentino para cuidar la portería y pudo dar vuelta el resultado para terminar obteniendo el triunfo.

Jugando de local, el equipo del meta chileno sufrió para vencer en el primer paso de la llave, ya que estuvieron dos veces abajo en el marcador.

Al principio el trasandino presentó dudas pero luego salvó ataques notables, incluyendo un penal del colombiano Radamel Falcao.