Cientos de personas, visiblemente enrabiadas, como lo mostraba la transmisión de CNN Chile, funaron al ingeniero comercial Rafael Garay en su llegada hasta la Corte de Apelaciones de Santiago, primer trámite judicial antes de ser formalizado por estafa reiterada.

“Devuelve la plata conchetumadre”, “pelao conchetumadre” eran parte de los gritos que se escucharon en Morandé esquina Compañía, cuando el experto en kudo intentaba bajar del vehículo de la PDI que lo trasladó hasta el Palacio de Tribunales.

Garay descendió del automóvil en medio de forcejeos y tomado en ambos brazos por efectivos de la PDI.

Como se sabe, llegó a Chile a eso de las 10 horas en un avión de Air France proveniente de París. En todo momento estuvo acompañado de la policía, que posteriormente lo acompañó hasta la notificación en el tribunal de alzada.

De ahora en adelante, Garay queda en manos de funcionarios de Gendarmería, quienes lo trasladarán hasta el Centro de Justicia.

La entrada a la Corte fue el primer contacto de Garay con la ciudadanía, quienes, como se dijo, lo recibieron a punta de insultos.