Definitivamente no ha sido una buena temporada para Claudio Bravo en el Manchester City, ya que luego de varios partidos en que ha estado muy intermitente en la oncena oficial, apareció bajo los tres palos frente al Manchester United, pero terminó saliendo lesionado.

El meta de la selección chilena había tenido un partido tranquilo en el clásico número 179 entre ambos clubes, pero en el minuto 75 salió a cortar un centro y terminó resentido del gemelo izquierdo.

Finalmente fue reemplazado por Willy Caballero y salió de la cancha entre aplausos, pese a la constantes críticas de una parte de la hinchada.

La cita del Etihad Stadium fue un choque de dos estilos diferentes. La posesión que impone Pep Guardiola y la solidez y el contraataque al que se aferra el preparador luso, especialmente ahora, condicionado por sus numerosas y notables bajas.

El Manchester United, que jugó el tramo final con un hombre menos por la expulsión del belga Moureane Fellaini, que dio un cabezazo al argentino Sergio Kun Agüero, eleva a veinticuatro el número de partidos de la Premier sin perder.