Un verdadero balde de agua fría recibió este miércoles el sacerdote irlandés, John O’Reilly, condenado por abuso sexual de menores.

Según consigna Emol, la Corte Suprema decidió rechazar el recurso de protección presentado por el religioso y dio luz verde para que O’Reilly sea expulsado de Chile una vez que cumpla su pena de cuatro años de presidio por los delitos cometidos.

Con esto, la Suprema desestimó la determinación de la Corte de Apelaciones de Santiago, instancia que había decidido acoger el recurso del irlandés.

La Corte Suprema argumentó este miércoles que no se efectuó un actuar o juicio arbitrario por parte del Ministerio del Interior al momento de querer expulsar al sacerdote de Chile.

Hay que comentar que hace algunos meses O’Reilly perdió su nacionalidad por gracia, tras resolución del Congreso.