El expresidente y candidato por la derecha, Sebastián Piñera, entregó su declaración de patrimonio e interés al Servel a medio año de los comicios. Tras el hecho, el magnate cuenta en conferencia de prensa el detalle de lo que es este nuevo fideicomiso que, según afirma, va mucho más allá de lo que impone la ley 20.880.

“Me he impuesto voluntariamente criterios adicionales que exceden los requerimientos de la ley citada”, dice Piñera, quien afirma que esto es “para que los chilenos puedan constatar que ni me anima ni me inspira otro interés que servir a Chile y a su gente”.

Piñera agrega que sólo se propone, que ése es su afán, “recuperar a nuestro país de la situación de estancamiento y frustración que hoy se encuentra”.

Respecto de su patrimonio personal y las sociedades en que participa o ha participado, informa que él y su familia han decidido adoptar un conjunto de iniciativas para que ese patrimonio sea administrado por agentes externos y de esa manera no caer en ningún conflicto de interés.

“Con mi mujer nos hemos retirado por completo de la propiedad de las sociedades conformadas por nuestros hijos”, ejemplifica.

Además, dice que se resta de toda gestión o participación de las sociedades donde tiene activos. Asimismo, asevera que su mujer, Cecilia Morel, ha decidido adscribir voluntariamente a lo propio y también ha hecho su declaración de intereses y patrimonio. La ex primera dama constituirá un fideicomiso ciego al igual que sus hijos.

“Tengo con los chilenos un compromiso de por vida”, cierra Piñera y pide que espera que la gente sepa valorar el gesto de ir más allá de lo que exige la ley.