Jorge Sampaoli ya se encuentra en Argentina para dar inicio a lo que días atrás definió como su sueño de infancia: dirigir a la selección de su país.

El casildense llegó hasta la capital argentina a eso de las ocho de la mañana de este jueves a bordo de un vuelo de Iberia. Sampaoli no hizo ninguna declaración y, es más, salió del aeropuerto de Ezeiza por una puerta lateral. En completo mutismo.

Pese a que será presentado oficialmente el próximo 1 de junio, ya comenzó a delinear su trabajo, máxime cuando tiene la obligación de meter a Argentina en zona de clasificación directa a Rusia a falta de sólo cuatro partidos.

“¿Quién llega?” era la pregunta que resonaba en la terminal aérea de Buenos Aires, cita Clarín, ante la presencia de los medios. El DT salió en un auto gris, escoltado por la policía, dice el mismo medio.

Explica Clarín que el sigilo es por una cuestión fundamental: “como aún no se firmó su desvinculación con el equipo andaluz, no corresponde que ya se manifieste como entrenador de Argentina”.

Por lo pronto, Sampaoli va el sábado a Avellaneda para presenciar el partido entre San Lorenzo y Racing. El domingo, en tanto, se dirigirá hacia El Monumental para ver River-Rosario.

Los primeros apretones de Sampaoli al mando de Argentina serán en los amistosos de junio cuando se haga la gira por Australia y Singapur.