Tras un desarrollo impensado para el medio local, Chile apenas empató uno a uno con Australia, en su último partido previo a la segunda ronda de la Copa Confederaciones.

El encuentro estuvo marcado por la rudeza de los australianos, que incluso obligó al técnico de la escuadra nacional, Juan Antonio Pizzi, a sacar de la cancha al mediocampista Charles Aránguiz, víctima de numerosas y agresivas infracciones.

Tras 40 minutos de juego friccionado, Australia se adelantó en el marcador luego de que James Troisi superara a Claudio Bravo y abriera la cuenta poco antes de ir al descanso. Con este gol, Chile quedaba a un tanto de la eliminación.

En la segunda mitad Australia no bajó la guardia y Chile seguía sin poder llegar con claridad al arco defendido por Mathew Ryan.

La tranquilidad para el combinado nacional llegó de la mano de Martín Rodríguez, quien aprovechó un rebote dentro del área e igualó el partido a los 67 minutos.

Con este resultado, y tras la victoria de Alemania sobre Camerún por 3-1, Chile enfrentará a Portugal el próximo miércoles a las 14:00 horas. El vencedor de este partido pasará a la final de la Copa Confederaciones.