Rafael Nadal y Gilles Müller protagonizaron el punto del año en el partido por los octavos de final de Wimbledon que se juega este lunes. Todo parte cuando el jugador de Luxemburgo sirve al lado de los pares. Entonces el español devuelve con un bloqueo de derecha. Müller sube y volea cruzado al lado contrario, pegado a la red. Nadal corre y manda un pelota profunda. Cuando el punto parecía ganado, el luxemburgués devuelve de revés alto para que Nadal pegue un smash profundo. Vuelve a dar la sensación de que la bola no vuelve más, pero no.